Pasar al contenido principal
LAS IMÁGENES DEL ATAQUE DE DOS LOBOS A UN PERRO

VÍDEO: dos lobos atacan a un perro a plena luz del día en mitad de un pueblo

Las imágenes hablan por sí solas del descaro al que están llegando los lobos en algunas partes, como en este vídeo, donde un macho y una hembra arremeten contra un perro entre las tapias del pueblo y con un coche encendido.
Los lobos cargaban una y otra vez contra el perro, que corría a refugiarse cerca del vehículo encendido. Los lobos cargaban una y otra vez contra el perro, que corría a refugiarse cerca del vehículo encendido.

Resulta impresionante ver la falta de discreción con la que actúan esta pareja de lobos, un macho y una hembra dominantes, cuando sin ningún tipo de reparo cargan contra un perro blanco que les estaba ladrando, dentro del pueblo y con el coche encendido de la persona que lo estaba grabando. El perro les ladra sin cesar siguiendo su instinto, conocedor de que aquellos no eran precisamente del bando amigo, pero cada paso adelante que da el can, los lobos comienzan su acoso llegando a seguirle con una actitud muy amenazadora hasta la misma puerta del coche prácticamente. 

 

Al parecer los lobos se encontraban haciendo una de sus rondas para marcar el territorio, cuando se produjo la escena. Suerte que había allí alguien que pudo recoger el testimonio gráfico de las escaramuzas de los lobos, y suerte también para el perro, al que sin duda le hubiese esperado un final muy distinto si no llega a estar allí. Esta escena se produjo en  un pueblo de Italia, por lo que se trata del pariente de nuestro lobo ibérico, el lobo italiano -canis lupus italicus-, quien por cierto, está colonizando la península ibérica entrando a través de Francia y asentándose en toda la provincia de Huesca, donde van más de 500 ovejas muertas en los últimos dos años. 

 

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Wolves are becoming fearless so you better watch your dogs...#hunting #caza #wolf #lobo

Una publicación compartida de Ignacio #hunting #caza #hunt (@ignacionavasques) el

 

La expansión del lobo es una realidad que nos deja cada día escenas más espeluznantes. El atrevimiento con el que esta pareja recorre los límites del pueblo, atreviéndose incluso a atacar a un perro en mitad del día, es un claro aviso de lo que está pasando en las zonas en las que conviven con el depredador. 

 

Porque para qué hablar del terror que viven los ganaderos, que se encuentran sometido al acoso de las fauces de los cánidos sin que nadie haga nada para controlar y gestionar sus poblaciones, evitando los desastres y matanzas que organizan en algunas zonas, buscándole la ruina a los ganaderos

 

El lobo es un depredador inteligente, astuto y calcula antes de cada cacería todos los riesgos que asume y lo que tiene por ganar. Evidentemente cualquier tipo de presa silvestre como el jabalí, o el venado, opone mucha más resistencia que una res doméstica, entrañando para ellos un mayor riesgo de salir heridos en el enfrentamiento de la cacería. 

 

Por eso, cuando matan por primera vez una oveja, un ternero o una cabra, es raro que no se aficionen a este tipo de presa tan ricas en grasa y jugosa carne, que además hace más bien poco por defenderse. Se convierten en bocado fácil y seguro

 

Lo que no se puede permitir es que sean los ganaderos, los que dan de comer a las grandes ciudades, los que lleven sobre sus hombros toda la carga de mantener y alimentar (aunque sea sin quererlo) a los lobos. La convivencia es posible, pero ejerciendo siempre una labor de control y gestión evitando que el acoso sobre la cabaña ganadera, acabe por poner en extinción a los propos ganaderos.