Pasar al contenido principal
Grabado en Norteamérica sobre un ciervo cola negra o black tail

VÍDEO: Ésta es la reacción de un impresionante ciervo a un tiro letal

Los efectos que provocan nuestros proyectiles de caza, de cartuchería metálica o no, sobre las piezas, muchas veces nos desconciertan por las reacciones de las mismas, sobre todo los que imaginamos certeros y letales y que los animales no parecen acusar.
Tiro_Reaccion_ciervo_G Imagen del ciervo antes de recibir el disparo.

El mundo de la balística terminal es tan fascinante como a veces complejo para aquéllos que no han profundizado lo suficiente en él. Se trata de un universo ciertamente apasionante y que alcanza su máximo nivel cuando se lleva a la práctica de la mano de una actividad no menos apasionante como la caza.

 

Sin embargo, si ya decimos que se trata de algo que requiere bastantes conocimientos teóricos y mucha práctica, las especies de caza, más bien sus reacciones a los impactos de los proyectiles, suman algo de desconcierto e incluso a veces parecen poner en cuestión conceptos, teorías, condicionantes, tablas, gráficas, etc.

 

A propósito de esas reacciones que a veces tanto nos descolocan porque intuimos los tiros definitivos y los animales apenas parecen acusar, a continuación os mostramos un sensacional vídeo publicado en la página de Facebook de One&Shot Hunting.

 

En el documento, entre la hierba, vemos dos ciervos cola negra o black tail, uno de ellos de soberbio trofeo y sobre el que se efectúa el disparo, que entendemos certero y a pesar del cual, el animal se gira sobre sí mismo y emprende la huida junto al otro macho.

 

 

Aunque no lo vemos, entendemos que encontraron muerto al ciervo a los pocos metros, pero aun así, tras observar las espectaculares imágenes de cómo impacta la bala en el cuerpo, del shock que debe producirse en su interior, puede sorprender que el ejemplar no caiga en el sitio y le queden fuerzas para un arreón final, lo que no es tan raro si tenemos en cuenta que el proyectil alcanza la zona del corazón y no parece tocar hueso en su 'viaje'.

 

Por último, esto debe servirnos también para subrayar la necesidad de comprobar siempre todos nuestros tiros, especialmente en los casos que creemos haber fallado.