Pasar al contenido principal
UN ENCONTRONAZO POCO COMÚN

VÍDEO: las impactantes imágenes de un oso trepando al árbol donde había un cazador

El impresionante momento en el que unos cazadores estadounidenses se encontraban de espera subidos a un árbol y aparece un oso negro que comienza a trepar hasta llegar al cazador.

Desde luego que resulta admirable la capacidad de mantener la calma del cazador, porque cualquier otra persona podría haber salido muy mal parado de un encuentro semejante con poco que hubiera perdido la frialdad. Este es el vídeo de uno de los encuentros con fauna salvaje más impresionantes que hemos visto sin que nadie salga herido, en el que un oso trepa hasta llegar al puesto en el que se encontraba un cazador y tras olerle se baja de nuevo. El animal debió intuir que algo había en lo alto de aquel árbol, y siguiendo su instinto y ayudado por la capacidad innata que tienen los osos negros para trepar, puso rumbo a las alturas donde un cazador desde su asiento miraba atónito como el oso subía hacia él. Su compañero desde el árbol de enfrente, pudo grabar la escena perfectamente y solo puso chistar un par de veces intentando distraer al oso, cuando se encontraba prácticamente encima de su amigo. 

 

Los osos negros son protagonistas de muchos vídeos y escenas peculiares en Estados Unidos, desde por colándose en las casas y jardines para encontrar comida o meterse dentro de los puestos de lona para esperas y arrasar con ellos. Su carácter curioso y pacífico no los convierte en un peligro como lo serían sus primos mayores, los osos grizzly y semejantes, pero evidentemente, un oso es un oso. A pesar de que no se caractericen por su agresividad, en un encuentro con un animal salvaje como es un oso negro, nadie tiene todas las garantías de que el animal se asuste, pueda sentirse atacado y acabe atacando él. No sería el primer caso de ataque de un oso negro por lo tanto, es imposible no contener la respiración ante las imágenes que vemos en el vídeo. Cuando vemos al oso subir por el árbol con semejante facilidad, todo el mundo se plantea que haría si se viese en la misma situación

 

 

 

Es complicado mantener la calma en circunstancias así, pero esa seguridad que tiene el cazador y ese aplomo para mantenerse completamente inmóvil incluso cuando el oso le está olfateando por completo, solo la da una cosa: la experiencia y el conocimiento de la especie. Solo cuando se conoce una especie en profundidad somos capaces de predecir acontecimientos o evitar que ocurra un incidente. Si conocemos el animal sabremos cuales serían sus reacciones ante diferentes situaciones, lo que permite actuar en consecuencia para evitar en la medida de lo posible el peligro. 

 

El oso tras olfatear al cazador comienza a descender de nuevo del árbol, como si nada. No sabemos si no es la primera vez que el oso tiene algún encuentro con seres humanos, por lo que pudiera si no ha sido nunca una experiencia intensa, no tenerles miedo o incluso no considerarlos amenaza. Podría ser incluso lo contrario, que fuese la primera vez que el oso tenía un encuentro con personas y no supiera de que se trata. Sea como fuere, el resultado es que nadie salió herido y las imágenes son una auténtica maravilla.