Pasar al contenido principal
LANCES DE CAZA

VÍDEO: así fue el lance al jabalí con un espectacular colmillo de 43 centímetros

Ayer tuvimos el privilegio de compartir con vosotros en exclusiva la historia de un jabalí que está dando la vuelta al mundo. Se trata de un animal con un colmillo de casi medio metro del que ahora os traemos el lance.
Si ya es difícil abatir un cochino de semejante tamaño, tenerlo grabado ya es el colmo de la fortuna. Si ya es difícil abatir un cochino de semejante tamaño, tenerlo grabado ya es el colmo de la fortuna.

Animales como este no se ven todos los días y menos se tiene la suerte de poder abatirlos. Se trata de ejemplares especiales, únicos por sus singularidades y este en particular, por tener una longitud de colmillo casi antinatural podría decirse. Sin lugar a dudas, se trata de un trofeo que encabezará la lista de los cochinos con colmillos más largos del mundo

 

El sensacional trofeo fue abatido en Turquía por un cazador nacional, que realizó un viaje a las tierras mediterráneas turcas de la mano de @caza_salvaje.es, una empresa cinegética española a cargo de Gonzalo García German. El impresionante y sensacional jabalí está dando la vuelta al mundo en los teléfonos móviles, circulando por grupos de whatsapp y compartiéndose en redes sociales en un fenómeno viral. Desde luego que no es para menos. 

 

Hoy tenemos el privilegio de acercaros en exclusiva el lance de tan impresionante cochino, grabado por la noche durante el rececho y la entrada que le hicieron. En el documento se aprecia como contábamos ayer, como el animal encaja el tiro y apretando los riñones, desaparece hacia la izquierda perdiéndose entre la vegetación. Salió en dirección a un barranco por el que los protagonistas, tuvieron que descender en mitad de la noche pisteando el animal. 

 

Uno de los guardas que les acompaña comenzó a vociferar cuando encontró el jabalí muerto y se dio de bruces con la sorpresa que tenía en la boca, pero tuvo que ser a la mañana siguiente cuando ayudados por una cuerda, enganchada al coche y pasada por la rama de un árbol para hacer polea, pudieron rescatar el animal del barranco en un tedioso esfuerzo. Que sin lugar a dudas, mereció la pena

 

 

 

La modalidad turca

 

Cada día son más los españoles que eligen como destino para sus viajes de caza Turquía, encandilados por sus grandísimos trofeos de jabalí y por una modalidad apasionante. En Turquía se caza siempre por las noches. Los guardas tienen preparados unos comederos en enclaves seleccionados cerca de las zonas de encame y protección donde descansan los animales, en los que ponen maíz cada día para las salidas nocturnas. Al estar separados, cuando cae la oscuridad se coge un coche y comienza la ronda de comedero a comedero, pero la entrada se realiza andando. El vehículo se deja lo suficientemente lejos como para que el ruido del motor y las puertas no llegue a la zona de caza, y comienza el acercamiento a pie hasta dar cara al maíz y comprobar si alguien ha tomado el enclave. Todo es caza en abierto, en miles de hectáreas de monte salvaje, por lo que hay que ser extremadamente cautos, sigilosos y precavidos con el aire, para evitar dar al traste con la cacería. 

 

De un comedero se pasa a otro, tirando en muchas noches en varios pero salvo que el animal quede en el sitio muerto, hay muchos guardas locales que no dejan ir tras el jabalí para su cobro después del tiro por la peligrosidad que entrañan estos animales por su tamaño. En este caso haciendo gala del valor típico español para enfrentar a los cochinos, los cazadores y profesionales acudieron al lugar del tiro para comenzar el pisteo, pero no suele ser lo habitual. Las noches se pasan cazando y durante el día, se aprovecha la luz para cobrar los animales abatidos, pistear los que fueran necesarios, repasar y rellenar los comederos de maíz, visitar lugares y descansar para salir de nuevo con la caída de la tarde. Se trata de un plan realmente apetecible, en lugar de impresionante belleza y con un tipo de caza apasionante.