Pasar al contenido principal
Filmado en Castilla y León

VÍDEO: graba la carrera de un jabalí pegado al coche y no lo atropella de milagro

El carácter, en principio huidizo de muchas especies cinegéticas, hace complicado que estas puedan verse en las horas que van más allá de la oscuridad nocturna, pero no siempre es así.
Vídeo carretera jabalí Momento en que el jabalí se aproxima al coche de un salto.

En nuestro país, desde hace años estamos expuestos al fenómeno de la sobrepoblación al que tantas veces hemos aludido en este medio. Cada vez es más habitual que los animales frecuentes zonas urbanas y entornos agrícolas en las primeras horas del día, e incluso en las centrales, cuando la actividad humana es la más habitual.

 

Hemos visto ciervos en pueblos, corzos en grandes avenidas, lobos acechando agricultores o cabras en urbanizaciones. Pero sin duda, a lo que más acostumbrados estamos es a la presencia de cochinos. Este hecho se da en prácticamente todo el país, aunque hay ciertas comunidades que lo sufren más.

 

Es el caso de Cataluña. Ayer mismo, informábamos del caso de un jabalí que se internó en la localidad de Comarruga, en Lérida. Aquí, un vecino tuvo que ‘pastorear’ con su coche al animal para alejarlo de las casas, pues se encontraba en media calle.

 

Proliferan en la carreteras

 

Y aunque no sea en mitad de una zona urbana, los jabalíes también pueden generar peligro en otros entornos, como por ejemplo en las carreteras.
 

En el vídeo que mostramos hoy, un conductor captó desde su coche la gran carrera de un jabalí pegado a una carretera. Durante un rato, el animal se mueve a buena velocidad de forma paralela al vehículo. La pieza ha sido compartida en la red social Facebook por nuestros amigos de Caza y Monte. Según detallan, el hecho se produjo en una zona de Castilla y León.

 

No obstante, se trata de un vídeo donde la actitud de la persona que lo graba es cuanto menos reprochable. Es cierto que el animal aparece en una llanura a plena luz del día, con el sol bien arriba. Pero no es menos verdad, que lo conveniente hubiera sido dejar tranquilo al animal.

 

 

Y es que la presión del videoaficionado, circulando a la par que el jabalí, puede resultar incómoda para el ejemplar y avivar su agresividad. Incluso se puede escuchar cómo silba al animal en varias ocasiones. El cochino continúa su carrera y al final del vídeo casi se produce el choque tras un salto del animal. Creemos que el conductor pudo haber frenado y evitarlo, aunque tampoco sabemos si el animal siguió otra ruta.

 

Es una obviedad que los jabalíes, así como otros animales silvestres, provocan numerosos accidentes de tráfico en España, en la mayoría de los casos sin que los conductores tengan responsabilidad. Pero imprudencias como la de este conductor no evitan precisamente que se produzcan percanes. En al caso del vídeo que comentamos, la actitud no es la más adecuada.

 

Grabados desde el coche

 

Esta pieza nos recuerda a otra que compartimos en este medio hace algunos meses. Se trata de uno de los jabalíes más monstruosos que recordamos, y también fue filmado desde un coche, cerca de una carretera.

 

El animal también aparecía en escena durante el día, aunque se comportaba de una forma bastante más tranquila. En este caso, resulta bastante extraño que un guarro de tales dimensiones pueda encontrarse en campo abierto.

The website encountered an unexpected error. Please try again later.