Pasar al contenido principal
LA SUPERPOBLACIÓN DE JABALÍES PUESTA EN NÚMEROS

Casi 27.000 jabalíes abatidos en Valencia en un año y la plaga va en aumento

Las cifras ponen de manifiesto que la plaga de jabalíes no hace más que aumentar en la Comunidad Valenciana, donde se han abatido solo durante la última temporada más de 26.800 jabalíes y siguen aumentando sus poblaciones.
La última temporada de caza se ha abatido un 141% más de jabalíes que en los últimos 15 años. La última temporada de caza se ha abatido un 141% más de jabalíes que en los últimos 15 años.

En toda la Comunidad Valenciana se han abatido durante la última temporada de caza, un total de 26.832 jabalíes, una cifra que resulta realmente escandalosa que supone un 141% más que durante los últimos 15 años atrás. Lo más grave de todo es que aunque parezca mentira, la población de jabalíes sigue en un aumento constante y sus números ya son una realidad fuera de control que tiene en jaque al sector agrícola por daños.

 

Solo en la provincia de Castellón fueron abatidos 22.460 jabalíes en los últimos cuatro años, y tal y como reflejaban las cifras compartidas por la Consellería de Agricultura, durante la temporada pasada se abatieron 6.433 animales en la región. Lo que supone un 10% más que la temporada anterior, en la que se abatieron 5.847 ejemplares de jabalí

 

Las zonas en las que mayores poblaciones tienen y mayores han sido los registros de animales abatidos, son el norte de la Comunidad Valenciana lindando con Tarragona y el límite fronterizo entre Castellón y Valencia. En la siguiente imagen observamos como el gráfico de capturas no hace sino aumentar en la provincia de Castellón durante los últimos 10 años

 

Gráfico sobre los jabalíes abatidos en Castellón durante los últimos 10 años

 

Desde la Federación de Caza de Castellón, el responsable de caza mayor Leo Gil, exlicaba que “cada día hay más ejemplares y la población va en aumento, al no existir depredadores naturales”. La situación en la región es desesperante, cada día son más los accidentes de tráfico con los suidos y los daños en agricultura se multiplican exponencialmente. Además de que por supuesto, su presencia dentro de núcleos urbanos es cada día mayor. 

 

“Antes, cada jabalina tenía de dos a tres crías, pero en la actualidad ya hay camadas de siete a ocho”, explicaba Gil, quien ve imperativo “el control” de la especie, entendiendo que las medidas pasan por “alargar la temporada un mes, autorizar esperas todo el año y agilizar los trámites”, como se ha hecho en otras comunidades como Murcia, donde la caza de jabalíes se ha autorizado durante todo el año en la modalidad de aguardos o esperas, con el objetivo de reducir las poblaciones. 

 

Ahora todos los cazadores esperan la nueva Orden de Vedas de la comunidad, a ver si incluye alguna de las medidas para el control de población de jabalíes tan necesaria. En Cataluña la situación con los jabalíes está ya en un punto extremo, para lo que se han aprobado diversas medidas de control en un intento infructuoso de frenar el crecimiento de su población. Hablamos de la esterilización. 

 

En Cataluña se han intentado esterilizar a las hembras para evitar que sigan criando, algo que no ha dado ningún resultado puesto que siguen trayendo camadas al mundo que además, sacan adelante en una buena proporción. Desde la Consellería se han escudado en que el problema no es exclusivo de la Comunidad, sino de todo el Estado. 

 

Las quejas del sector agrícola han llevado a la Consejería a intentar aligerar los trámites, para emitir permisos para los cazadores, ya que el único control efectivo lo realiza la cinegética.