Pasar al contenido principal
En esta recta final de la temporada general de caza mayor

Aún estamos a tiempo con jabalíes y venados en las últimas monterías

No son muchas las oportunidades que nos quedan para rematar la temporada montera, pero aún las hay, en diferentes autonomías, así que en nuestra mano está aprovecharlas con los últimos jabalíes y venados de una campaña que ya podemos definir como buena.
Jabalies_Venados_Fin_Temporada_G Gran jabalí cruzando una pista forestal.

Ya sucedía en semanas precedentes, pero aún más en estas fechas, que los perros de rehala rinden a un nivel altísimo y las reses, ante la falta de un calor que las desfonde, se atreven más a abandonar sus encames y a correr delante de sus tenaces enemigos caninos.

 

Esto lo sabe el buen montero y trata de sacarle partido en forma sobre todo de trofeos de jabalí. Y también sabe que tras unos cuantos meses monteando, uno responde más rápido y actúa con mayor eficacia de presentarse algún lance a cochinos y venados.

 

Montero en un puesto entre peñas.

 

Las manchas de febrero

 

No conviene olvidar que las orgánicas, grupos de monteros y sociedades de cazadores reservan para estas semanas unas manchas en las que se suelen obtener muy buenos resultados. Estos días, metidos de lleno en el invierno, son ideales para soltar en las solanas.

 

Después de la poca o mucha montanera otoñal, que hace que los animales, incluso en grandes fincas valladas, se muestren más erráticos que en otras épocas, la llegada del frío y la carestía de alimento fija a las reses en los enclaves que proporcionan más abrigo y una menor dificultad para encontrar comida.

 

Venado dentro de un monte de jaras.

 

De esta manera, los lugares con mayor incidencia solar al día resultan ahora ideales para acoger a jabalíes y venados, los cuales soportarán mejor los rigores climatológicos propios de esta estación y tendrán menos problemas, porque los hielos y las nieves duran menos en el suelo y en la vegetación de las solanas, a la hora de alimentarse.  

 

Aplazamientos

 

Otro aspecto a tener en cuenta es el aplazamiento de algunas monterías para darlas este mes. Esto puede que contradiga en cierta medida lo expuesto anteriormente, aunque si tenemos en cuenta que el monte en octubre estaba muy seco y las temperaturas eran altas, no es de extrañar que los organizadores decidieran posponerlas hasta mejor fecha.

 

Gran venado cazado en una montería a finales de temporada.

 

Por tanto, la oferta de monterías será mayor, ya que a las propias de estas semanas, habrá que sumar las que fueron aplazadas a principios del ejercicio cinegético por el  calor.

 

Darse un homenaje

 

Con independencia de lo comentado con anterioridad, otra observación que no debemos pasar por alto es que el fin de la campaña está cerca y, al igual que sucede con las rebajas de todo tipo para incentivar el consumo, serán habituales, sobre todo en el ámbito de la montería comercial, las ofertas irresistibles.

 

No estaría mal darse un homenaje y asistir a algunas monterías para cerrar como se debe esta gran temporada 2018-19. Eso sí, valorad muy bien la inversión, pidiendo referencias de las fincas a amigos y estudiando los históricos de resultados de las manchas donde vayáis a acudir, pues aunque parezca mentira, todavía hoy la estafa y el embarque pueden estar a la vuelta de la esquina.

 

Espectacular guarro de montería.

 

A pesar de las olas de frío que ya nos han llegado y que hacen más incómoda la permanencia en las posturas durante unas horas, pensad que en los cotos de caza de buena parte de nuestra geografía todavía quedan venados y jabalíes portadores de grandes trofeos a la espera de ser cazados en montería. A buen seguro bastantes de vosotros, con un poco de suerte y un mucho de saber estar en el puesto, en unos días posaréis en el monte con un buen macareno o un gran pavo a vuestros pies.

 

(Texto: J. M. G. M. / Fotos: Félix Sánchez)