Pasar al contenido principal

Secretos de la puntuación y desarrollo de los trofeos de corzo

Corzo medalla de plata cazado por Óscar Garriga.

SABÍAS QUE... En un corzo que ha sido homologado en la JNHTC (Junta Nacional de Homologación de Trofeos de Caza), el peso y el volumen, de entre todos los parámetros que influyen en la medición, tienen una incidencia de alrededor del 75% en la puntuación final.

 

Existe una fórmula que Pablo Ortega, presidente Honorífico de la ACE, señala como suya, que indica que el peso del cráneo con las cuernas (sin la mandíbula inferior), representado en gramos y completamente seco, multiplicado por 0,25, nos da una aproximación de la puntuación final de homologación de ese corzo.

 

Ejemplo según Ortega: un corzo con una cuerna normal y puntos de belleza medios (rosetas, color, perlado, envergadura... 2 puntos de cada), con un peso de 450 gramos, daría una puntuación aproximada de 112,50 puntos, resultado de multiplicar 450x0,25.

 

Personalmente, y comprobada la fórmula en todos mis corzos homologados, he obtenido unos resultados con un margen de error en el peor de los casos de 5,25 puntos, y dando siempre por debajo de la puntuación oficial. Así pues, para tener una ligera idea inicial de la puntuación que puede obtener un corzo, puede valernos.

 

Trofeos de corzo de Óscar Garriga.

SABÍAS QUE... En el Centro Cinegético de Valsemana (León), después de un estudio realizado, afirman que el completo desarrollo del trofeo del corzo es muy temprano, en ocasiones a los dos años, y que a partir de los tres la evolución es mínima para decaer a partir de los siete u ocho años.

 

Sin embargo, un estudio realizado por la Federación Polaca de Caza sobre más de 6.500 corzos en la región de Dublin, todos ellos con más de cuatro años de edad, concluyó que a los cinco años es cuando el trofeo se encuentra en su apogeo, empezando a partir de esa edad el declive.

 

Dando por supuesta la veracidad de ambos estudios, es fácil concluir que generalizar con el corzo es un grave error, tal y como he venido constatando durante la última temporada de recechos con respecto a sentencias y afirmaciones que se vierten sobre sus hábitos, y que espero demostrar que algunas no son del todo ciertas -al menos en los corzos de mi pueblo- en el libro que espero publicar en un futuro no muy lejano.

 

Nota. Sigue a Óscar Garriga en su cuenta de Instagram (@garrigaoscar).