Pasar al contenido principal
Protestas contra el control poblacional de la especie

Otro ridículo animalista: 50 manifestantes en Vitoria contra la caza con arco

Se ha cumplido poco más de una semana desde las concentraciones que la Plataforma NAC y Pacma convocaron en varias ciudades españolas, teniendo como resultado un absoluto fracaso.
Animalistas_ridiculo_vitoria_G Imagen de los escasos animalistas presentes en la manifestación contra la caza con arco de jabalíes.

Pues bien, los animalistas han vuelto a manifestarse, esta vez en Vitoria, y han hecho otra vez el ridículo. La protesta ha llegado después de que el Consistorio pusiera en marcha una campaña de control poblacional de jabalíes en la zona del humedal de Salburua. Una acción para la que se está llevando a cabo la caza con arco de los ejemplares.

 

Tal y como mostramos en el vídeo que compartimos más abajo, los manifestantes congregados, a duras penas han llegado a los 50, y eso siendo generosos. Han llevado algunas pancartas con mensajes contrarios a la medida dictaminada por el ayuntamiento, cargando directamente contra la caza de los cochinos, que tantos problemas están generando.

 
Este enésimo ridículo pone de manifiesto, tal y como ha ocurrido en multitud de ocasiones, el escaso poder de convocatoria de este colectivo.

 

 

Como hemos señalado, en las ruinosas manifestaciones animalistas del pasado 3 de febrero, en ciudades como Jaén, Salamanca, Logroño, Bilbao o Burgos, los asistentes no llegaban ni al medio centenar, e incluso en varias concentraciones se dieron cita alrededor de unas 20 personas.

 

Control poblacional

 

Ya informamos que el Ayuntamiento había decidido poner en marcha la acción de control en Salburua a causa del grave impacto que los jabalíes vienen originando en anfibios, reptiles y aves que nidifican en el suelo.

 

Los técnicos del Consistorio dieron el visto bueno a la medida, alertando también de creciente peligro por los accidentes de tráfico en las carreteras próximas al humedal, el riesgo sanitario debido a la alta densidad de animales y el contacto directo que tienen con los ciervos del entorno.

 

Cuatro arqueros son los encargados de llevar a cabo la caza de los animales, todos ellos miembros del Club Arqueros de Álava. Para abatir a los jabalíes, se apostarán en plataformas elevadas sobre árboles o andamios, y se utilizarán cebos alimenticios para atraerlos.