Pasar al contenido principal
En Níjar (Almería)

Espectacular rescate a un perro y cuatro jabalíes que habían caído a un pozo abandonado

La Guardia Civil ha rescatado en el municipio almeriense de Níjar un perro y cuatro jabalíes que se habían precipitado al fondo de un pozo abandonado de más de 10 metros.
Rescate jabalíes pozo Níjar Imagen del perro tras ser rescatado del fondo del pozo (Foto: Guardia Civil).

El espectacular operativo se produjo al poco de tener conocimiento de los hechos, concretamente el pasado domingo 21 de abril. Alrededor de las 18:30 horas, los agentes de la Benemérita, que estaban patrullando en las inmediaciones del paraje conocido como ‘Cerro Lobos’, recibieron el aviso. Los dueños del can, un pinscher llamado ‘Paco’, alertaron que su mascota había caído al fondo de un pozo de más de 10 metros. Además, en el interior se hallaban también otros animales.

 

Según ha informado la Guardia Civil, los dueños habían recorrido más de tres kilómetros buscando ayuda. Cuando las autoridades fueron informadas, todos se dirigieron al pozo para proceder a solucionar la situación. El punto se sitúa a uno 400 metros de la playa Carnaje.

 

Aunque el acceso a la zona era algo complicado, los agentes decidieron trasladarse con los vehículos oficiales a las proximidades del pozo, ya que no existían rocas o árboles en los que asegurar cuerdas si fuera necesario realizar un rescate.

 

Rescate jabalíes pozo Níjar

 

Una vez en el lugar, se pudo confirmar que el interior del pozo, de 10 metros de profundidad y 2 y medio de diámetro, estaban en efecto el pinscher y los cuatro jabalíes, entre ellos un rayón. Los cinco animales estaban vivos y en buen estado, aunque los agentes señalaron que presentabas signos de nerviosismo y estrés.

 

Después de estudiar el terreno, deciden en primer lugar sacar al perro. Hay que tener en cuenta el carácter impredecible del que pueden hacer gala los cochinos. Por ello y, por las posibles consecuencias que podía sufrir ‘Paco’ procedieron a sacar primero a éste.

 

Con miembros de Protección Civil de Níjar y Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ya en el paraje, un profesional se descuelga en una cuerda hasta el fondo del pozo y sacar al perro. Una vez fuera, los propietarios comprueban que el can se encuentra en buen estado y no presenta lesiones.

 

Rescate jabalíes pozo Níjar

 

Después del rescate de ‘Paco’ es cuando se avecinaba la tarea más complicada, sacar los cuatro jabalíes. Para ello, la Guardia Civil señaliza el pozo y crea un perímetro acordonado para proceder con los ejemplares salvajes.

 

Al lugar también se traslada un equipo profesional de la empresa de guías de montaña Solo Vertical, según apunta La Voz de Almería. Ellos aportan material de escalada, además de poner personal a disposición de las autoridades. Técnicos de esta empresa, realizan varios descensos simultáneos hasta el fondo del pozo para ir sacando poco a poco los jabalíes, ayudándose para ello de un lazo con pértiga.

 

 

Tras un arduo esfuerzo y varias horas de trabajo, los cuatro jabalíes son llevados finalmente a la superficie. Nada más pisar el suelo, son puestos en libertad en ese mismo paraje.

 

Denuncia al propietario del terreno

 

La Guardia Civil también ha informado que, tras el operativo, se denunció al propietario de la finca por infracción al R.D. 2857/1978 por el que se aprueba el Reglamento General para el Régimen de la Minería.

 

Según la norma, toda excavación peligrosa abandonada deberá quedar eficazmente señalizada, de manera que nadie pueda caer a ella de forma accidental. También pozos como éste deben taparse si no presentan actividad.

 

Los cazadores advierten del peligro

 

El peligro de este tipo de infraestructuras viene desde hace tiempo en nuestro país, y se puso de relieve tras la reciente muerte del pequeño Julen en Totalán.

 

A raíz de este suceso, los cazadores alertaron de la existencia de numerosos pozos abiertos sin señalizar. Concretamente, nos hicimos eco de las exigencias la Sociedad de Cazadores de Mieres, en Asturias.

 

Solo en esta zona, existen hasta 63 chimeneas mineras que están abandonadas y ocultas entre la maleza, sin ningún tipo de señalización.