Pasar al contenido principal

Sauer S 404 Classic: un rifle completo, versátil y seguro

Me llega a la Intervención de Armas el tan esperado nuevo modelo de la casa alemana Sauer & Son, el S 404 en su versión Classic, que me apresuro a recoger, a analizar en detalle y, por supuesto, a probar.
sauer-s404-G El Sauer S 404 Classic llega a España de la mano de Excopesa.
Una vez sacada de su caja de cartón, la presentación del arma es magnífica, ya que viene desmontada en un precioso estuche rígido con bordes de piel y cierres de seguridad, el cual a su vez va protegido por un gran bolso de Cordura negro.  Lo anterior ya nos da una pista sobre lo que vamos a encontrar en el interior y, en efecto, al abrirlo está nuestro tesoro, el flamante S 404 Classic, que aunque no sea el más bonito de todos, ya que por encima está el modelo Elegance, impresiona. En efecto, el Sauer S 404 es de esos rifles que están acabados a la antigua usanza, es decir, que tiene un acabado lustroso que realza la calidad de la madera y del schnabel del guardamano de ébano negro. Para los que no han oído hablar del S 404, fue presentado este año en la IWA, la gran feria alemana de armas, y viene a reemplazar al S 202. Es básicamente como un S 202 pero mucho mejor, más sofisticado, con mucho más de todo, como veremos a continuación.

Llave multifunción

Como todo rifle modular, viene desmontado, culata por un lado, delantera con cañón por otro, así como el cerrojo y el cargador. Ensamblarlo es cosa de niños y de segundos. Además, Sauer se ha asegurado de que se pueda hacer siempre, cosa que antes, si te olvidabas o perdías la consagrada llave, no era tan evidente. En este caso ha diseñado una llave que forma parte integrante del arma. Me explico. Se trata de una herramienta multifunción que se aloja dentro del guardamano y que sirve, a su vez, como anilla portacorrea de quita y pon. Basta encajar la culata, introducir la llave por la cantonera de goma y girar hasta que la culata esté firmemente unida al armazón central. Para quitar el guardamano, con la misma llave se empuja y se gira 90º, se tira de él hacia delante y sale. Para quitar el cañón o sustituirlo por otro, en caso de querer cambiar de calibre, se aflojan los tres tornillos, se baja la palanca de seguridad y sale tirando ligeramente. Pero no es todo, pues esta llave sirve aún para más cosas...

Maderas

Sauer ha hecho especial hincapié en el diseño de la culata, la cual se ha optimizado de cara a la anterior modificando algunos ángulos. Efectivamente, ahora es de lomo totalmente recto y alineado con el cañón. La curvatura del pistolet también se ha modificado. La culata tiene una bonita carrilera bávara doble, el pistolet es asimétrico y su forma permite un acceso y un total control tanto del gatillo como de la tecla de armado/seguro y de la palanca del cerrojo. Todo está a mano y ajustado para que no haya pérdida de tiempo ni maniobras inútiles. El pistolet acaba en una placa de ébano (¿o de cuerna de búfalo?) con el anagrama de la marca. Por su parte, y como antes apunté, el guardamano termina en un bonito schnabel del mismo material.

Acción, cerrojo y cargador

La acción es de ergal acabada en negro mate y sirve de base o de corazón para toda el arma, ya que sobre ella se acopla todo: culata, guardamano, cañón, cerrojo, mecanismo de disparo, cargador, seguro, monturas de visor... Una vez quitadas las maderas, nos queda la acción con el cañón. Para quitar el cañón o reemplazarlo por otro tendremos que aflojar los tres tornillos marcados (1, 2 y 3) y situados en el lado derecho de la acción y luego bajar 90º la palanca situada en el centro. Por el lado opuesto, es decir, el izquierdo, encontramos un agujero con los números romanos I, II, III y IV marcados alrededor. Estos números corresponden a diferentes tipos de presión o dureza del gatillo (sistema Quatro). Así, el I equivale a una dureza de 550 gramos, el II, a 750 gramos, el III, a 1 kilo, y el IV, a 1,250 kilos. De esta manera, podemos elegir cómodamente qué presión ejercer sobre el gatillo dependiendo del tipo de caza que vayamos a realizar. Para cambiar de presión sólo hay que introducir la llave y girarla sobre la posición deseada. Pasemos a la parte trasera de la acción: en ella entra el cerrojo, que es monolítico y enorme. Está acabado tipo bruñido o marmolizado. En su parte delantera se encuentra la cabeza, del tipo deprimido, con doble expulsor activo y seis tetones asimétricos en doble hilera. Esta cabeza se quita fácilmente y es sustituible, ya que hay dos tipos: una estándar y otra magnum según el calibre que se vaya a emplear. En el otro extremo del cerrojo, en su parte trasera, está la tecla de armado y seguro de dos posiciones (on/off), así como un botón central que sirve de embrague, para desbloquearla. Es muy recta y se acciona con facilidad, disponiendo de unas marcas que sirven para buscar la posición adecuada a la hora de retirar el cerrojo del arma. En la parte superior de la acción hay unas entalladuras de nuevo diseño para el montaje rápido de visores.

Respecto a la parte inferior, en ella se encuentra el cargador, que es de petaca tipo monohilera, organizando los cartuchos uno encima del otro, por lo que quedan siempre enfrentados perfectamente con la recámara y no se dañan las puntas al alimentar el arma. Tiene capacidad para tres cartuchos normales y para dos magnum (en caza peligrosa lo veo un poco justo). Este cargador, una vez metido en el arma, dispone de dos posiciones: una, sobresaliendo un poco, en la que no alimenta (digamos que es de seguridad); la otra, metido del todo, que es la normal. Para extraerlo hay un botón situado en el guardamano que si se empuja hacia delante bloquea el cargador, evitando así que al manipular el arma se pueda expulsar de forma indeseada. También en la parte inferior se encuentra el guardamonte con el gatillo. Este último es ancho y ranurado, además de regulable sobre un raíl y pudiéndose girar sobre sí mismo en unos 5º para encontrar la posición óptima de la yema del dedo. Recordemos que es totalmente directo, aunque se puede regular en tensión.

El cañón

Por fin hemos llegado al cañón. Se encuentra forjado en frío, es intercambiable y está disponible en tres largos diferentes (51, 56 y 62 centímetros), así como en trece calibres distintos que van desde el .243 Winchester hasta el .375 H&H. Lleva alza y punto, la primera en “V” regulable en deriva y el segundo, de fibra óptica, en deriva y altura. No tiene cubrepunto.

Ficha técnica

Fabricante: Sauer & Son

Origen: Izny (Alemania)
Modelo: S 404 Classic
Tipo: cerrojo modular
Calibre: .30-06
Otros: trece desde el .243 W. hasta el .375 H&H
Cañones: intercambiables de 51, 56 y 62 cm de largo
Peso (según calibre y cañón): 3,25 kg aprox.
Capacidad del cargador: 3 cartuchos normales o 2 magnum
Gatillo: regulable tipo Quatro
Distribuidor: EXCOPESA

Web: www.excopesa.es

Texto y fotos: Jean Pierre Bourguignon.