Pasar al contenido principal
En una temporada perdicera mejor que las anteriores

Verdades como puños sobre los perros de muestra de perdiz

¿Qué raza es más adecuada para cazar perdiz en una zona u otra? No tengo esa respuesta porque hay tantas variables como razas. No sólo depende del tipo de terreno, también de los gustos del cazador, capacidad, conocimientos cinófilos y estado de forma.
Verdades_Perros_Perdiz_G Pointer con las perdices cazadas en una dura mañana en tierras manchegas.

Sólo aconsejaré no buscar una raza de muestra por una sola característica, como suele ser habitual, y pensar que ya está todo hecho. A diario se ve a mucho cazador maldiciendo por los campos a su pointer porque se aleja demasiado o a su setter porque le ignora. Entonces, ¿por qué elegiste esas razas si no sabes cazar con ellas?

También se dan las quejas de otro tipo de cazador porque su bretón es demasiado nervioso, porque su braco alemán, que recupera todas las piezas, no las trae y se va con ellas o porque no ha visto aún una muestra de su perro sobre perdiz, achacando entonces esa imposibilidad a la dureza de los pájaros.

¿Y si yo os dijera que para un perro es más complicado mostrar una codorniz salvaje que una perdiz salvaje? Ahora vienen argumentos típicos sobre por qué muestran las unas y las otras no. Fácil respuesta: por culpa de la ignorancia del dueño.

El que quiera un pointer o un setter para cazar perdices debe ser consciente no sólo de su bonita y espectacular muestra, sino también de que son razas pasionales que se alejarán buscando las perdices, porque cerca del cazador no las hay. Son razas independientes a las que les importa más encontrar la pieza, que estar pendientes del que lleva la escopeta. Requieren, por tanto, de una educación y un posterior adiestramiento para adaptarlos, para que formen binomio con nosotros. Pero, ojo: adaptar no es recortar y que cace bajo la escopeta, porque eso no es cazar y para estas razas eso es morir en vida.

Pointer y perdices.

El que quiera un epagneul bretón debe ser consciente de que hablamos de la raza continental más rápida. No se alejará tanto como un pointer o un setter, pero se alejará. No tendrá esa independencia tenaz que tienen los británicos, pero con perdices por delante, los ‘pequeños diablos’ a veces parecerán británicos. ¿A veces? Pues claro; las líneas de cría y la ejemplaridad de cada individuo también hacen que haya bretones más pasionales o menos pasionales (como en todas las razas).

Caza de perdices con bretón.

El que quiera un braco, un perdiguero de Burgos, un pachón, un vizsla o un weimaraner, que sea consciente de que no vienen de serie como los pintan en los libros y artículos específicos de cada raza. Un braco no cobra genial si no se trabaja el cobro. Y un perdiguero de Burgos no será ese magnífico y complaciente compañero que pintan los escritos sobre la raza si no se comparte tiempo suficiente con él, porque para que haya complicidad es necesario el tiempo y las experiencias conjuntas (como con cualquier raza).

Braco alemán en una jornada perdicera.

(Texto: Jesús Barroso / Fotos: Archivo)
 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.