Pasar al contenido principal
Entre razas polivalentes y especialistas

Cómo elegir tu perro perfecto

¿Te imaginas que te diesen la oportunidad de diseñar el perro perfecto para ti? Poder elegir parece muy gratificante. Diseñar un perro alto o chico, musculoso o de líneas suaves, blanco, negro o atigrado, según tus preferencias, parece estupendo.
Perro_Perfecto_G Pointer en muestra y braco alemán a la carrera.

Elegir entre que destaque en obediencia o sea independiente, que busque con nariz al viento o la pegue al suelo, que sea muy rápido o mejor se desplace el trote. Esto es lo que realmente nos ofrecen los criadores al poner a nuestra disposición varias docenas de razas de perros de caza cuya apariencia física y cualidades mentales son de lo más dispar.

Aquél que necesita un perro de caza puede elegir una gran variedad de características físicas y psicológicas. ¿Perro genérico o perro especialista? Ésta es la primera pregunta que se debe formular el cazador y la respuesta nunca es fácil. Siempre va a depender de las circunstancias particulares de cada uno, con la certeza de que perros de caza especialistas o perros de caza polivalentes tiene por igual sus ventajas y sus problemas.

Así, pintando el cuadro a brochazos gruesos, el especialista es insuperable en su modalidad cinegética, pero fuera de ella puede ser mediocre y hasta una molestia. El polivalente vale para todo, pero nunca alcanzará la perfección del especialista en cada actividad. El braco alemán busca, muestra, levanta, cobra, caza pelo y pluma, pistea caza mayor herida, pero un pointer busca y muestra mejor las aves, un labrador retriever cobra mejor, un sabueso español rastrea pelo mejor y un hannoveriano pistea reses heridas mejor.

Debe ser la modalidad de caza mayoritariamente practicada la que marque la decisión a tomar. En nuestros días se ha impuesto la polivalencia como un valor supremo. ¿Por una cuestión de moda? Probablemente sí.

(Texto: Eduardo de Benito / Fotos: Maite Moreno)