Pasar al contenido principal
En carne incautada que había llegado de forma ilegal

Detectan el virus de la peste porcina en el Reino Unido

Las autoridades de Irlanda del Norte, en el Reino Unido, han encontrada trazas del virus de la peste porcina en varios cargamentos de carne y lácteos que fueron incautados durante el mes de junio.
PPA Irlanda del Norte Los veterinarios detectaron en 300 kilos de carne ilegal incautada.

Según el Departamento de Agricultura, Medio Ambiente y Asuntos Rurales (DAERA), se trata de unos 300 kilos de estos productos, que tenían como objetivo ser introducidos de forma ilegal en el país a través de puertos y aeropuertos. Fueron los veterinarios del Instituto de Agroalimentación y Biociencias los encargados de detectar el virus, por ejemplo, en algunas salchichas procedentes de Asia

Recordamos que en países como China o Japón, la PPA está causando verdaderos estragos y los correspondientes gobiernos se han visto obligados a tomar medidas drásticas. Sin ir más lejos, en algunos casos se han sacrificado un número importante de cerdos debido al riesgo al que se ve expuesto el sector porcino.

Tras el hallazgo, el DAERA ha asegurado que la detección no supone por el momento una amenaza significativa, ya que la mercancía ilegal no ha llegado a integrarse en las calles del país. Por tanto, Irlanda del Norte sigue siendo un estado ‘libre de enfermedad’. No obstante, cobra fuerza la idea sobre la importancia que tienen los controles sobre las mercancías que mueven los viajeros.

La Federación Europea de Veterinarios ha aprovechado para felicitar a los profesionales irlandeses de sanidad y a los inspectores de aduanas por esta efectiva incautación.

PPA Irlanda del Norte
El director del Departamento de Agricultura, Medio Ambiente y Asuntos Rurales de Irlanda del Norte, Robert Huey, ha recordado además que es ilegal transportar al país determinados productos y alimentos, ya que podrían suponer al entrada y expansión de enfermedades.

“Esto supone el mayor riesgo para nuestra industria agroalimentaria y medio ambiente, ya que cualquier introducción de plagas, enfermedades y especies no autóctonas puede tener un impacto potencialmente devastador. Los ecosistemas pueden ser alterados, con importantes efectos en la agricultura y la economía local”, ha declarado Robert Huey.

Más controles

A pesar de la cierta tranquilidad que transmite el Ejecutivo irlandés, no quieren arriesgarse. Por ello, han anunciado que aumentarán los controles de peste porcina en puertos y aeropuertos. El DAERA también podrá en marcha una campaña informativa con posters que advertirán a los viajeros procedentes de zonas con PPA sobre la introducción de algunos productos, así como del posible riesgo sanitario.

El Gobierno norirlandés también trabaja con otros colectivos para blindar aún más el país. Por ejemplo, está en contacto con ganaderos y usuarios en general para concienciar sobre los riesgos de alimentar a los cochinos con desechos. Asimismo, se ha advertido a los transportistas  para que extremen las precauciones y así evitar la propagación a través de vehículos.

Jabalí infectado en Bélgica

Entre los casos más destacados relacionados con la PPA, hace algunas semanas supimos del hallazgo de un jabalí infectado en Bélgica. Lo más grave es que el ejemplar fue encontrado fuera de la zona de seguridad, a unos 700 metros de la valla fronteriza que separa este país de Francia, en la región de Valonia.

Esta noticia cayó como un jarro de agua fría y generó cierta sorpresa, pues en las últimas semanas parece que el virus estaba controlado en cierta medida. Al conocerse, el Gobierno belga llevó a cabo más análisis para determinar si había otros cochinos enfermos fuera de la zona de seguridad y, si es necesario, ampliar este espacio.