Pasar al contenido principal
En la comunidad autónoma de Castilla y León

¿Volverán los malditos topillos a ser plaga?

En Castilla y León el topillo campesino está presente desde el año 1968 en Salamanca, siendo esta provincia castellana la primera que sufrió una plaga que no por conocida y temida, España tomó las medidas pertinentes para proceder en consecuencia.
Reportaje_Topillos_G Grupo de topillos campesinos.

Métodos no cruentos pusieron fin a la plaga en el año 2007 en Castilla y León. Fin que se zanjó con unos venenos letales que dejaron a la fauna silvestre tambaleando, solución no recomendada ‘ahora’ en Castilla y León. Y por si fuera poco lo antes expuesto, los topillos actuaron como vectores, contaminando a liebres y cangrejos de río, de la tularemia, benigna enfermedad que llevó al hospital a una cantidad superior al centenar de pacientes. Una información nunca explicitada puntualmente y claramente por la Junta de Castilla y León.

Aprovechando la coyuntura de los topillos, GREFA (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat), una organización no gubernamental sin ánimo de lucro, instaló postes con un cajón en la punta para que criaran los cernícalos primilla y se comieran a los topillos. Criar, criaron, pero es un ave migratoria que establece colonias en las iglesias, palacios, casonas e incluso palomares en ruinas, y otra cosa, por desgracia, no falta en Castilla. A esto de los cajones en la punta de un poste y posaderos lo llama GREFA “lucha biológica”. Y sí que se comerán los topillos con la misma fruición que se zampan las crías de otros pajarillos, pero ni fue ni es suficiente para luchar de forma consecuente y contundente con plagas de millones de topillos. También crían en esos cajones las lechuzas.

Los topillos amenazan plaga y la Junta actúa en consecuencia

Asaja-Palencia denunció el pasado día 14-7-16 un repunte de topillos en municipios tales como “Fuentes de Nava, Abarca de Campos, Frechilla, Marcilla, Osorno, Villadiezma, Monzón, Cisneros, Villelga, Autillo, Castromocho, Guaza y otros términos de la provincia, es muy importante, porque con estas denuncias la organización solicitará medidas preventivas para evitar que este problema derive en una plaga en otoño y adquiera unas proporciones que impidan la sementera”. El pasado 6-8-16 la Junta de Castilla y León viene a interpretar que lo que quiere Asaja es  quemar el campo antes de la sementera y se pronuncia de la siguiente manera: “Cajas nido y lucha biológica contra el topillo, pero no habrá quemas”.

No sé si por éste u otros motivos GREFA se ha ganado en la zona varios enemigos, y tanto es así que la noche del 24 al 25 de abril les robaron 16 maquetas que componían la exposición que la asociación GREFA montó en la localidad vallisoletana de Villalar de los Comuneros con motivo de la celebración del Día de Castilla y León.

Lo que sí es cierto es que la Junta (como siempre hizo) descarta la plaga de topillos pero intensifica la vigilancia en 150.000 hectáreas de Castilla y León, situadas en la Tierra de Campos de Palencia, Valladolid y Burgos, para ver cómo evolucionan las poblaciones de topillo campesino y evitar un repunte.Con independencia de lo escrito, un servidor de ustedes, que soy yo, todos los años ha visto importantes colonias en varios puntos de la geografía castellana, predominando Tierra de Campos y La Moraña.

(Texto y fotos: Miguel Ángel Romero Ruiz)