Pasar al contenido principal
Es clave cumplir con los protocolos sanitarios y de higiene

Recomendaciones para cazar durante la Fase 1 de la desescalada

Desde el lunes 18 de mayo se puede cazar en todos los puntos del país que se encuentran en la Fase 1 de la desescalada. Pero para ello, es fundamental cumplir con todos los requisitos sanitarios y de higiene recomendados por las autoridades.
Recomendaciones para cazar durante la Fase 1 de la desescalada En desescalada, la caza debe realizarse siguiendo todas las precauciones sanitarias.

Aunque tarde, la autorización de la caza en la Fase 1 llegó este lunes 18 de mayo. En las semanas previas, se permitían algunas salidas por motivos de control de daños, aunque ahora ya se puede ejercer el derecho a la caza de forma libre.

No obstante, el coronavirus sigue estando presente y la actividad cinegética debe realizarse con el máximo cuidado. Autoridades y entidades del sector están lanzando estos días mensajes sobre las principales recomendaciones y aspectos a tener en cuenta para practicar la caza con todas las garantías.

Dentro de la misma provincia

Uno de los aspectos más polémicos está en la movilidad. Muchos cazadores que tienen sus cotos en otras provincias consideran injusto el no poder desplazarse a elloa, ya que se les está privando de sus derechos.

No obstante, por el momento esta situación es inamovible y no es posible desplazarse a otra provincia distinta a la de nuestra propia residencia habitual.

Permitidas todas las modalidades

En estos momentos, están permitidas todas las modalidades de caza recogidas en las pertinentes normativas. La Federación Andaluza de Caza recuerda que “es obligatorio el estricto cumplimiento de las normas y limitaciones previstas en la legislación cinegética” en todas las autonomías, así como de las que establezca el titular del aprovechamiento cinegético.

Además de cazar dentro de la misma provincia, tal y como hemos señalado, para cazar no existe ninguna restricción horaria. Cada acción de caza que no sea individual, debe producirse además respetando las medidas de distanciamiento.

Desplazamientos

Durante la Fase 1 de la desescalada, las normas en los desplazamientos se han flexibilizado. A pesar de ello, hay que tener en cuentas varias cosas.

  • Sin mascarilla: desplazamientos individuales o personas que convivan juntas.
  • Con mascarilla: personas que compartan coche, pero no convivan juntas (no podrán ocupar más de dos asientos por cada fila de asientos).

En las últimas horas el Gobierno ha comunicado que tiene la intención de promulgar el uso obligatorio de las mascarillas en lugares públicos y en la calle, siempre y cuando no se pueda garantizar la distancia de seguridad. En breve se hará oficial una orden al respecto.

No obstante, por mayor seguridad, desde las entidades cinegéticas se recomienda el uso general de mascarillas en cualquier situación.

Higiene

En las que incluyan a más de una persona, se recomienda no compartir ningún utensilio de caza, así como comida o bebida. En todo momento, es adecuado lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente, así como el uso de un gel hidroalcohólico.

Tanto en este caso como en la práctica cinegética individual se deben limpiar y desinfectar todos los utensilios, así como la ropa y el calzado.

En la Guía de buenas prácticas del cazador que lanzó Artemisan, se recomienda utilizar lejía rebajada con agua para la ropa y utensilios (mezclar 20 ml de lejía y 980 de agua). Debe aplicarse esta solución el mismo día.

Como esta mezcla pueden tener efectos sobre la ropa, también existen otros desinfectantes de los que se recomienda su uso, como el alcohol 70º, el Bifenil-2-ol o el Etanol (Sanytol).

También se recomienda desinfectar todas aquellas zonas sensibles al contacto (llaves, cartera, zonas de manipulación del vehículo...). Debemos, además, utilizar ropa limpia cada vez que salimos al monte.

Al regresar a casa, hay lavar la ropa a alta temperatura y desinfectar los zapatos. También ducharnos y desinfectar nuestras manos o partes del cuerpo que puedan estar infectadas por el contacto, como son las manos.

En la citada guía de buenas prácticas, a la que podéis acceder pinchando AQUÍ, tenéis más recomendaciones en detalle sobre las precauciones.