Pasar al contenido principal
Con la temporada del cuco finalizada en algunos territorios y a punto de hacerlo en otros

¿Qué perdiz utilizo como reclamo, de granja o salvaje?

Cazar con perdices de granja el reclamo es lo mismo que ver torear a un torero utilizando una ametralladora en vez de los utensilios, ornamentos, protocolos, música y demás elementos debidamente pautados.
Reclamo_Granja_Silvestre_G Pareja de perdices atraída por los cantos del reclamo.

No voy a insistir más en el tema, si bien es cierto que con perdices de granja se atraen perdices sin orden ni concierto. Pero el campo no está para llevar a cabo la extracción necesaria para llenar las jaulas de los muchos cuquilleros que hay en España, por eso es recomendable seguir utilizando los utensilios de siempre pero con perdices de granja de las de primera, a ser posible, y negociando directamente con las muchas granjas que hay en España, donde le darán a elegir y las podrá observar debidamente.

Ya no cuela eso de… la dejé herida y la curé. En vez de matarla con la escopeta, me la dejó atrapar el dueño de una finca. ¿Quién es el dueño de una finca para regalar perdices que pueden ser del vecino? Es de granja, pero se parece a las de verdad. Pero señores míos, que eso se nota nada más quitarlas la sayuela. Es más, dado el caso, toda perdiz utilizada para el reclamo debería estar anillada por un veterinario llevando a cabo, previamente, las pruebas necesarias que garantizasen que no se utilizaban las silvestres para estos menesteres. Lo de obtener y analizar el ADN de un animal ya no es caro ni complicado y sí necesario para evitar un furtivismo que todos los que estamos en el medio lo conocemos de antemano.

Pero señores míos, si se están robando pollos de águila imperial y de otras rapaces, lo de coger perdices de pollos o con cepos está ‘chupao’. Oigan, que se están deteniendo personas muy avispadas por robar nidos de rapaces.

Cazar con reclamos silvestres es un gran placer

Cazar perdices silvestres con un reclamo silvestre no es meter en la jaula a una perdiz macho silvestre (valgan las redundancias) y una vez divisada la perdiz que nos entre, dispararla de inmediato sin dejarla entrar en plaza y llevar a cabo los rituales de una vieja costumbre ancestral que se pierde en la noche de los tiempos y que algunos granjeros falsean para arrimar el ascua a su sardina. Sí, lo de la escopeta es una modernidad.

Antes se cazaban con lazos y cepos estratégicamente colocados, pero se disfruta más con la escopeta, pues a veces se enganchan nada más acercarse a la jaula y se estropea el reclamo macho. Sepan que en lugares como Menorca utilizan los lazos tradicionales que allí llaman "bagas". Es una de las pocas modalidades que se pueden practicar sin muerte utilizando lazos.

No. No me he querido perder por las ramas de los cánticos de la perdiz macho ni he querido hacer poesías y preciosos ripios como hacen algunos. Si bien es cierto que esta modalidad invita a ello.

(Texto y fotos: Miguel Ángel Romero Ruiz)