Pasar al contenido principal
Echamos la vista atrás sin olvidarnos de su situación actual

Perdiz con reclamo, una caza ancestral que debemos cuidar

El tema del reclamo es una ancestral modalidad de caza con muchas variedades. Yo diría que tantas como cazadores la practican. Además, se da el caso de que los presuntos entendidos se explican con una jerigonza que a veces raya en lo ridículo.

Y por si fuera poco lo antes escrito, hay multitud de libros cuya mitad la utilizan para hacer versos u odas, una tercera parte para fotografías y la sexta parte restante es utilizada para explicar los diferentes cantos de los reclamos (repetidos hasta la saciedad) y en el resto se copian unos a otros hasta desvirtuar el contenido.

Situación actual del reclamo

Donde hay pocas perdices no se pueden multiplicar como los panes y los peces, pero los fríos les están afectando. Y ni que decir tiene que en toda España, de la gran nevada han perecido a montones. Y las que no lo han hecho, están muy debilitadas como consecuencia del frío, de la falta de comida, de la sal venenosa que vierten en las carreteras...

El palo de este año a las perdices pardillas, posiblemente las hará desaparecer o mantenerse a título meramente testimonial. Las del Pirineo tienen el monte mejor cuidado y es un lugar más apropiado por la existencia de unas praderas donde disfrutan y comen saltamontes sus polladas.

Estoy confeccionando un informe de situación en lo que a la fauna se refiere y los primeros datos no son muy halagüeños. Es más, cuando avanzo, empeoran.

A propósito de los Campeonatos

Yo he participado en muchos campeonatos, por lo menos en los dieciséis
primeros, pero lo hice para hacer bulto y que no viniera Europa y nos
hiciese lo que les han hecho a los del parany. Sepan que a igual censo
de perdices, topografía del terreno y hectáreas, la peor escopeta abate
más perdices que el mejor reclamo.

Por eso no me parece mal que
se practique esta modalidad, lo que ocurre es que aprovechando la
coyuntura federativa de la RFEC, los
granjeros han impuesto unas normas que desvirtúan la modalidad, y sin
embargo atraen a las perdices de granja con unos cantos que espantarían a
cualquier cuervo del lugar, cuanto si más a las perdices de verdad. 

Ya
sé, ya sé que so pretexto de la granja, se capturan muchos pollos de
perdiz a la hora de cosechar y con esas motocicletas hay muchos que se
ganan un jornal, cuyo pecado es el mismo que el de quienes las capturan,
utilizarlas para retemplar las granjas y para cazar con perdices
realmente autóctonas.

Por si alguien cree que me chupo el dedo, sé y
no lo niego que en La Rioja y Castilla y León se han estado cazando
perdices con reclamo
hasta hace poco. Y si no se cazan ahora, es debido a
que hay muy pocas perdices, pero más cazadores que las capturen en los
campos de unos pueblos a punto de estar cerrados por derribo.

Singulares y antiguos reclamos de perdiz

Las jaulas de antaño se hacían de mimbre y de mimbre con pajas de centeno. Verdaderas preciosidades. A mí no hace muchos años me regalaron una de mimbre hecha por una persona mayor que no había podido tirar con la fuerza necesaria para el moldeado, pero es una maravilla para mimetizarse con el terreno. Hay que sujetarla bien y tener cuidado cuando se dispara, pues hay machos tan agresivos que llegan con el ala baja y se suben encima de la jaula emprendiendo una lucha que hay que parar, pues de lo contrario el de la jaula lleva las de perder.

Cuando yo era niño y mozalbete, se utilizaban unas perdices metálicas a las que se les acoplaba una goma y mediante un tubo bucal se contestaba a los diferentes cantos del perdigón y había veces que te venían encima. Un invento que dio mucho que hablar y que se prohibió.

(Texto y fotos: Miguel Ángel Romero Ruiz)   

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.