Pasar al contenido principal
Entrevista a Santiago Iturmendi, presidente de la Federación de Caza autonómica y de la Oficina Nacional de la Caza

“Si no encontramos una solución, no podremos cazar esta temporada en Castilla y León”

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que impide la caza en esta autonomía nos ha llevado a entrevistar a Santiago Iturmendi, presidente de la Federación de Caza de Castilla y León, para que nos aclare esta difícil situación.
Entrevista_Iturmendi_G Cazadores y perros tras la codorniz en Castilla y León e imagen de Santiago Iturmendi, presidente de la Federación de Caza de Castilla y León y de la ONC.

No se habla de otra cosa en las últimas horas en el mundo de la caza. Y es que el comunicado emitido ayer por la Federación de Caza de Castilla y León y recogido con prontitud en esta web y las redes sociales, según el cual una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, a demanda interpuesta por Ecologistas en Acción, impide la caza en esta autonomía, no tardó en ‘viralizarse’ y ha convulsionado el sector cinegético.

Como muchas son las dudas generadas y bastante la desinformación, esta misma tarde hemos podido entrevistar a Santiago Iturmendi, presidente de la Federación de Caza de Castilla y León y de la Oficina Nacional de la Caza y probablemente la persona que más sepa sobre este delicado asunto, para que nos cuente lo que ha ocurrido y las repercusiones que esto tendrá en la caza en una de las comunidades autónomas de mayor trascendencia cinegética del país.

Sobre la sentencia

Dejando claro que a resultas de esta situación quien tiene que mover ficha es la Administración regional, Iturmendi nos señala primero unas conclusiones a propósito de la sentencia. “La primera es que la pretensión judicial de Ecologistas en Acción no va en la dirección de propugnar una caza mejor, sino que su verdadero objetivo es que no se cace. La segunda, también en relación a esta organización ecologista, es que no han tenido en cuenta los perjuicios que esta medida puede suponer, desde los relacionados con los daños a la agricultura hasta los que tienen que ver con los accidentes en carretera, pasando por unas repercusiones socioeconómicas en el mundo rural que podrían desembocar en un auténtico caos social. Y la tercera radica en el alcance de la sentencia, el cual no ha sido valorado en su justa medida por la magistrada”.

Escenario muy complicado

A propósito de todo lo anterior, y como hay un mes de plazo para que la sentencia sea firme y se haga efectiva (el 9 de junio fue comunicada a las partes y transcurridos 30 días la Junta la publicará en el Boletín Oficial de Castilla y León), el presidente federativo nos comenta que, desde que tuvieron conocimiento del fallo judicial, “tanto los servicios jurídicos de la Federación como de la Consejería de Medio Ambiente están estudiando el caso para buscar una posible salida, aunque con honestidad y sin ánimo de alarmar, he de admitir que la solución es muy complicada, peligrosa y caótica a día de hoy, lo que nos impediría cazar esta temporada”. 

Entre las posibles soluciones, Santiago Iturmendi nos ha hablado de buscar "una moratoria o una suspensión cautelar de la sentencia, pues de lo contrario no vamos a poder hacer nada, si bien esto no es fácil ni se ve la forma de hacerlo. Otras soluciones, aunque se dilatarían más en el tiempo, pasarían por un recurso de casación al Tribunal Supremo o un nuevo Decreto que subsanase las carencias que señala la sentencia".  

El presidente de la Junta no ha considerado oportuno reunirse con los cazadores

Aunque el contacto con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León está siendo muy estrecho desde el primer momento, Iturmendi confiesa con amargura que, dada la gravedad del caso y de las inimaginables consecuencias de un parón de la caza en esta comunidad autónoma, "la Federación ha solicitado incluso una reunión con el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quien no ha contemplado tal entrevista y nos ha emplazado a resolver el asunto con el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones".

El desde hace poco también presidente de la Oficina Nacional de la Caza reconoce que la Administración regional "no ha hecho los deberes", pues la Ley de Caza de Castilla y León es de 1996 y desde entonces, tras más de veinte años transcurridos, aún no se ha reglamentado, lo que ha permitido a los ecologistas aprovechar esos vacíos legales y convertirlos en varapalos judiciales contra el sector venatorio. Así las cosas, el máximo responsable de la Federación de Caza de Castilla y León se muestra tajante al afirmar que "no se puede consentir que en las redes sociales se culpe y responsabilice de lo que ha ocurrido a la Federación".

Que se publique la Orden de Vedas no significa nada

Teniendo en cuenta que la Orden de Vedas sigue en su trámite de información pública y que existe el compromiso de publicarla antes de que finalice el mes de junio, le hemos preguntado a Santiago Iturmendi si la publicación en el Boletín Oficial cambiaría en algo las cosas, a lo que nos ha respondido que no, pues el Decreto sobre el que ha dictado sentencia el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León anulando varios de sus artículos seguiría en vigor (hasta el 9 de julio) en la fecha de publicación de la Orden Anual de Caza. A partir de ese momento, en el que sea efectivo el fallo judicial, dará igual la Orden, ya que, por ejemplo, entre los artículos anulados está el 13 de dicho Decreto, el que habla de todas las especies que tienen la consideración de cinegéticas en Castilla y León, lo que implicaría que no se podría cazar ninguna especie, ni de menor ni de mayor. 

Movilizaciones a la vista

"Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos y tenemos la conciencia muy tranquila, y si bien deseamos que haya una solución a tan lamentable situación que no estamos dispuestos a aceptar, no descartamos posibles movilizaciones (donde estarán presentes la Federación de Caza de Castilla y León, la Oficina Nacional de la Caza y la Real Federación Española de Caza) para que se respete la caza como actividad legal y reglada", ha rematado Santiago Iturmendi, a quien agradecemos habernos atendido en un día difícil donde la caza en Castilla y León parece estar en la cuerda floja.

(Texto: José María García Medina / Fotos: A. A.-Á.)