Pasar al contenido principal
Y quedan por entrar más

Buena entrada de becadas, pero ni tantas ni en todas partes

La becada este año ha tenido un comportamiento previsible en comparación con el resto de aves migratorios, cuyo promedio de retraso se cifra en unos diez días de media aritmética, teniendo unos comienzos malos hasta decir basta.
BecadaMuerta_Tocon_G Becada muerta sobre un madero.

Mientras, se registraban entradas fabulosas de zorzales y las torcaces llegaban sin prisa y muy tarde. Lo mismo ocurría y sigue ocurriendo con las acuáticas. La becada digamos que entró pronto, antes de lo previsto, en cantidades mínimas, pues para el 12 de octubre ya se vieron algunas y ahí se quedó la cosa durante casi un mes largo, tal y como lo demuestra el Campeonato de Becadas de Álava en los Montes de Vitoria, donde sólo hubo tres capturas el 19-11-16. No obstante, cabe destacar que en la mal denominada Cornisa Cantábrica, aunque pocas también, se quedaron bastantes más que en cualquier otro lugar desde nada más entrar. Pero de últimos de noviembre y primeros de diciembre se produjo una entrada bastante buena y luego han seguido entrando con más o menos intensidad. Avala lo que afirmo el Campeonato de Becadas de Cantabria, donde en el fenomenal lugar denominado Reserva del Saja, el 3-12-16, entre cuarenta participantes, abatieron 21 becadas, que no son pocas teniendo en cuenta los ratios de esta modalidad en otros campeonatos.

En el norte de Castilla y León todavía no había hecho acto de presencia la becada el pasado gran puente de diciembre, pero al final de éste, llegaron bastantes a decir de unos cuantos de digna reputación, de ésos que no venden tarjetas o perros.  Miren ustedes, en esto como en todo cada uno cuenta la feria según le va o arrima el ascua a su sardina para justificar lo, a veces, injustificable. Sabedor de estos dos principios básicos y después de advertirme verdaderos entendidos y varias personas de total confianza de que no había entrado la becada como consecuencia de que no había nevado en Picos de Europa y mi coto está entre Saldaña (donde tengo mi segunda residencia) y Buenavista de Valdavia, me embarqué el 5-12-16 para comprobar in situ que no había sido engañado, si bien es cierto que tuve que truncar mi estancia el 9-12-16  por motivos de salud familiar nada graves. Pero en bares y gasolineras el clamor era incesante de que codornices no hubo y que las becadas no habían entrado. Yo tuve suerte, pues después de mostrarme una mis perros con un patrón perfecto, la oímos volar pero no la vimos. Prueba lo que digo el Campeonato de Becadas de Castilla y León celebrado en el coto de Modino el 2-12-16. Coto situado próximo a Cistierna (León), un lugar fenomenal para la becada donde sólo abatieron tres becadas a razón de una cada uno de los tres primeros. Ya ven, cara a la costa había becadas, pero detrás de las estribaciones de los Picos de Europa (Cordillera Cantábrica) había muy pocas o ninguna en algunos cotos. El motivo es que no había nieve en la citada cordillera y encima no hacía mucho frío, estando la tierra a falta de lluvias en toda esa parte de Castilla y León hasta más abajo de Saldaña (Palencia). Pero claro, si miramos un mapa veremos que Álava está ubicada a la izquierda de los Picos de Europa (Cordillera Cantábrica) y hay más humedad en Álava que en el norte de Palencia. Álava es un lugar de paso de cantidad de especies de todo tipo y condición entre las que se encuentra la becada, cómo no. Tanto es así que el pasado 4-12-16 se celebró el Campeonato de Euskadi de Becadas y entre 12 participantes capturaron 7 becadas (ahí es nada).

El Campeonato de Navarra de Becadas se celebró en el privilegiado lugar del coto de Sabaiza-Ezprogui, propiedad del Gobierno de Navarra que lo cede exclusivamente para la realización de este tipo de campeonatos. Pues bien, el Campeonato se celebró el 8 de diciembre y entre los 13 cazadores que participaron lograron cazar tres piezas los tres primeros y todos menos uno capturaron una o dos becadas. No. No dan el número total pero es de imaginar que nos movemos en torno a las 20 ó 22 becadas, que se dice pronto y bien.

¿Han entrado becadas?

Yo, en estos temas, me dejo llevar mucho por lo que dice la Federación Guipuzcoana de Caza a través de sus puntuales comunicados, pero me fio más todavía de las que yo levanto con mis dos excelentes perros setter. Entrar, pocas o muchas, tienen que estar entrando por estas fechas y esta climatología, pero las micromigraciones dentro de la Península e incluso la huida por el sur es una cosa no estudiada con un tamaño de muestra suficiente. Tampoco mis datos son científicos, ni mucho menos. Y si nos basamos en los campeonatos, es una base temporal y sin reunir un tamaño de muestra suficiente. Pero es lo que hay y de ellos y a nuestra experiencia propia o ajena tenemos que recurrir en busca de un saber empírico, pues carecemos del científico. De todas las maneras, ni los datos de Fedenca (sin continuidad en el tiempo) ni los de ninguna organización al respecto, pueden reunir una cierta fidelidad como consecuencia de una falta de método reglado y obligado que convenza y no obligue a los cazadores cuyo número está bajando de una manera alarmante y sin relevo generacional. Los datos de los ornitólogos tienen un fin a veces oscuro, tal y como se ha demostrado entre la Seo/Birdlife y la Federación Andaluza de Caza. Los del Club de Cazadores de Becada están hechos con muy buena intención y dando cabida a la ciencia que va más allá del conteo rutinario y truculento. Pero, por regla general, se quedan en Francia y no profundizan en el Estado. Son mejores que nada, pues nos sirven para hacernos una composición de lugar y poco más.

De todas las maneras, les añado en adjuntos unos datos muy “de andar por casa” pero de ellos deducirán que las capturas de la becada son pocas en España y todos hemos oído hablar de quienes las persiguen más allá de nuestras fronteras, lo cual me parece una tremenda salvajada. El furtivismo no termina de erradicarse y mucha culpa de ello la tienen quienes anuncian a bombo y platillo sus bondades gastronómicas. Pero son peores quienes las compran conculcando todo lo conculcable. De todas las maneras, España es tierra de becadas para pocos cazadores. Pocos y norteños, añadiría yo.

Ahora llega el peregrinar por todas las federaciones en busca de datos. Información que dan como haciéndome un favor personal cuando debería de ser pública como lo es en Guipúzcoa, donde –que yo sepa- es el único lugar en el que  funciona perfectamente tanto su caza como la estadística y otros datos derivados de las capturas. Y lo que es mejor, tienen muy claro que los datos deben tener continuidad en el tiempo para irles uniendo elementos que dirijan nuestra acción venatoria. En la web del CCB tienen una información buenísima, donde, además de sus propios datos, dan carta de naturaleza a los de la Oficina Nacional de Caza y Vida Silvestre de Francia, que está presente en toda Francia. Les hipervinculo a su web que mutan a un castellano inteligible. Yo tengo mucha relación con ellos para el tema de la pasa de torcaces y zorzales y debo decirles a ustedes que son unas personas fenomenales. Nos llevan años luz en todo.

¿Hemos tenido buena entrada de becadas?

Sí. Hemos tenido últimamente y estamos teniendo una entrada que poco a poco va siendo importante, pero claro, este enunciado no es válido para toda España, pues por seguir con los montes de Castilla y León centrándome en la Cordillera Cantábrica, pongo por caso, dada la tremenda sequía que padecen, allí no hay becada alguna, si bien es cierto que en lugares tales hay que buscarlas en las orillas de los ríos y otras aguas superficiales.

No obstante, tienen que entrar muchas más y todo parece indicar que vamos a tener un año fenomenal. Si bien es cierto y lo verán por los datos de las estadísticas de Fedenca que les adjunto, en España se capturan de media pocas más de 100.000 durante la temporada y ese número para los becaderos que hay, es muy bajo. Estadísticas que no son tales y mucho menos un estudio o un simple conteo verificado. Son, eso sí, unas cifras que nos dicen por dónde nos da el viento y poco más. Resumiendo: han entrado bastantes y todavía entrarán más. Pero ojo con la compra de tarjetas, que hay mucho timador y tunante suelto. ¡Ojo con las tarjetas por días! Les recomiendo preguntar y ver antes de pagar.

(Texto y fotos: Miguel Ángel Romero Ruiz)