Pasar al contenido principal
Con vistas a las últimas tiradas en puesto fijo de la media veda

Armas y cartuchos para la torcaz

Estamos en los últimos compases de la media veda en muchos territorios, con las torcaces dando alegrías en los puestos de caza veraniegos. A continuación ofrecemos unos consejos sobre las mejores escopetas, cartuchos y accesorios para bajar más palomas.
Escopeta_Torcaz_G cazador tirando con una escopeta semiautomática en un puesto de torcaces en media veda.

Las escopetas más apropiadas para el tiro a la torcaz son las semiautomáticas, pues nos aportan dos grandes ventajas: eliminan el retroceso de los cartuchos, normalmente de alto gramaje, y nos ofrecen un tercer disparo, lo que nos ayudará en gran medida a no dejar caza pinchada en el campo. La longitud del cañón es suficiente con 71 centímetros; recordad que los tiros no llegan más lejos porque el cañón sea más largo, sino por el choke empleado. Y los chokes que debemos usar han de ser más bien cerrados, dependiendo de la distancia a la que vayamos a efectuar nuestros disparos. Oscilarán entre tres, dos y una estrella. No tengáis miedo en utilizar el choke de una estrella, ya que éste, si los adelantos son correctos, os proporcionará más alegrías que penas.

La elección del cartucho dependerá de dos cosas: de la cantidad de disparos que vayamos a realizar a lo largo del día y del choke que vayamos a utilizar. Pero nunca lo debemos elegir por ser más o menos bueno o malo. Como tirador, por muchos gramos que echen al cartucho, o más o menos gordos sean los perdigones, no hará que acertemos o no. Eso dependerá de nuestra técnica empleada. Yo soy un defensor a ultranza de los cartuchos de 32 gramos y perdigón de 7ª para la caza en general, y este caso no va a ser una excepción. Sin embargo, utilizo este cartucho porque siempre llevo puestas boquillas de una estrella en mi escopeta. En el caso de emplear, por ejemplo, tres estrellas, y si las palomas pasan muy altas, utilizar cartuchos de 34 gramos de 6ª puede ser una solución acertada. Usar mayor gramaje quedará sólo reservado a 36 gramos y cuando vayamos a efectuar muy pocos tiros en el día.

Un buen cazador de torcaces cuida muchísimo el material que utiliza. La paloma es un ave con una vista espectacular, de ahí la importancia que tiene el tipo de ropa utilizada, así como las condiciones de nuestro puesto. Hoy en día existe ropa de camuflaje y puestos de tejidos que pasan desapercibidos entre la maleza del terreno. El uso de estos accesorios y el buen hacer permaneciendo quietos en el puesto serán ingredientes fundamentales para hacer una buena percha de torcaces.

(Texto: G. G. Escudero / Fotos: Alberto Aníbal-Álvarez)