Pasar al contenido principal
La pregunta es: ¿cómo ha llegado ahí?

VÍDEO: un perro de caza levanta un jabalí donde menos te lo esperas

Hay pocas cosas que puedan ocultarse a la nariz de un buen perro de caza, pero desde luego que lo último que te esperas es que un jabalí, salga de donde lo hace el del siguiente vídeo.
La perra ladrando al montón de paja donde se esconde el jabalí. La perra ladrando al montón de paja donde se esconde el jabalí.

Los jabalíes son maestros del escondite y el camuflaje cuando se lo proponen. A pesar de su tamaño y lo oscuro de su pelaje, son capaces de esconderse y mimetizarse, hasta el los lugares más insospechados, como ocurre con el ejemplar protagonista del siguiente vídeo. Un hombre que pasea con su coche por el campo y con su perra suelta, dan con un jabalí encamado como una liebre.

La perra comienza a ladrar insistentemente, marcando un montón de paja junto al camino. El hombre, que debía intuir lo que allí se escondía aunque cuando ves el vídeo por primera vez, no seas capaz ni de imaginarlo, intenta hacer ruido para que el animal se levantara del encame. Todo en el vídeo hace pensar que lo que saldrá del montón de paja, será una liebre, pero ni mucho menos. 

Después de dar unos golpes en la chapa del coche con la mano, con la perra encolerizada ladrando, el jabalí decide abandonar su encame y salir corriendo para sorpresa de todos los que ven el vídeo. Desde luego que parecía imposible que debajo de ese montón de paja, se pudiera esconder un animal de semejantes dimensiones. 

Pero ante todo, surge una duda casi imposible de resolver: ¿Cómo ha logrado taparse tan bien el jabalí con la paja? Porque viendo el resultado, cualquiera diría que un jabalí solo es imposible que se tape por completo así. Parece que hubiera sido ayudado por una persona, pero así son los misterios de la naturaleza.