Pasar al contenido principal
grabadas con cámaras de fototrampeo

Las preciosas imágenes de un enorme jabalí en una baña

El animal se acerca cauteloso al agua, para beber primero y luego darse un buen baño, luciendo su impresionante corpulencia y sus sobresalientes colmillos ante la cámara oculta.
El jabalí relajado tumbado en la charca, disfrutando de su baño. El jabalí relajado tumbado en la charca, disfrutando de su baño.

El fototrampeo se ha vuelto una actividad esencial para el control de la fauna de un tiempo a esta parte. El carácter escurridizo de muchas especies, hacen que su seguimiento y control del estado de salud de sus poblaciones, se vuelva prácticamente imposible en muchos terrenos, en los que conseguir un avistamiento a veces se vuelve casi misión imposible. 

El nacimiento de las cámaras de fototrampeo, ha cambiando radicalmente la rigurosidad a la hora de evaluar la fauna en su medio natural, siendo un método no invasivo que permite capturar imágenes de muchas especies, sin que estas sean conscientes de ello y por lo tanto, sin alterar sus comprotamientos y ciclos naturales. 

En el ámbito cinegético, se ha convertido también en una práctica cada vez más común, que permite ubicar y conocer las poblaciones de especies cinegéticas, permitiendo localizar ejemplares como este gran jabalí. El gigantesco animal, fue inmortalizado por una cámara de este tipo, ubicada cerca de una baña. 

Como es habitual en la especie, el gran ejemplar se acerca primero a beber del agua en calma, para luego meterse de lleno y tumbarse en el charco, con intención de cubrirse de barro y eliminar los parásitos. Son comportamientos naturales que grabados en vídeo, nos permiten disfrutar de la preciosa estampa que dejan, sobretodo en estos tiempos, en los que nos encontramos encerrados en casa y privados de la posibilidad de salir al campo.