Pasar al contenido principal
Después del paso por el Senado del Proyecto de Ley

Parques Nacionales y la polémica

Venidos informando en los últimos meses, semanas y días de la tramitación del Proyecto de Ley de Parques Nacionales, el cual, tras su paso por la Comisión de Medio Ambiente del Senado, sigue generando una fuerte controversia.
Reportaje_PolemicaParques_G Venados en una finca próxima a los Montes de Toledo.

Así las cosas, en una información reciente señalábamos el año 2020 como límite para seguir practicando la caza y otras actividades en estos espacios, después de que, fruto de las presiones ecologistas y políticas, el PP renunciara a prolongar sin ningún límite temporal la actividad cinegética en los Parques Nacionales y concediese una nueva ampliación del plazo (hasta 2020) para que los propietarios privados puedan seguir practicando la caza, la pesca o la extracción de madera.

Pues bien, ni con ésas parece que algunos se dan por satisfechos, ya que según ha trascendido, un grupo de once directores de los quince Parques Nacionales ha mandado una dura carta al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) a propósito de la reforma de la Ley de Parques Nacionales. En ella, según informa Manuel Ansede en ‘El País’, “los 11 directores afirman que la enmienda que perpetuaba de facto la caza "implica socavar en lo más profundo el concepto del interés general y las bases de la existencia de nuestros parques nacionales". Los directores —entre los que se encuentran los de Doñana, Monfragüe, Sierra Nevada y dos codirectores de Picos de Europa— denuncian que con la enmienda "el interés general se supedita al interés particular" y los parques nacionales quedan "cuestionados a nivel mundial porque se reducen las garantías para el cumplimiento de los compromisos internacionales asumidos por nuestro país en la materia, con el coste que de ello se deriva en términos de prestigio, valoración turística y reconocimiento de nuestra biodiversidad".

Por parte de nuestro colectivo, el todavía presidente de la Real Federación Española de Caza (RFEC), Andrés Gutiérrez, en declaraciones a la agencia Europa Press recogidas en informativostelecinco.com, hacía unas interesantes puntualizaciones: "No vamos a admitir la hipocresía que existe. Se dice que se está prohibiendo la caza pero siguen cazando los guardas. No se puede permitir que no se pueda cazar bajo ningún concepto en un Parque Nacional o en uno Natural", ha sentenciado. A este respecto ha explicado que en la actualidad ese control de poblaciones en Parques Nacionales "cuesta dinero a los contribuyentes" desde hace muchos años y que, a diferencia de este coste, los cazadores pagarían por hacerlo. Por ello, quiere "que no sean seis años" sino siempre, para evitar que las Administraciones tengan que dejarse "un montón de millones" en pagar a los guardas porque estas gestiones se hacen en horas extra porque en su horario "no pueden matar animales". En este sentido, ha pedido que se haga una valoración de lo que cuesta el control público de poblaciones de especies frente a los ingresos que se obtendrían si se permitiera cazar un cupo a los amantes de la cinegética. "La cosa es clara", ha asegurado”.
A propósito de todo este asunto de los Parques Nacionales y su futura nueva Ley, la última información que nos llega es la de que "el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) asegura que "son ya varios los directores de Parques Nacionales" que a lo largo del este jueves [6 de noviembre] han valorado positivamente la nueva redacción que el Grupo Popular en el Senado ha dado a la enmienda 278, incorporada al proyecto de Ley de Parques Nacionales.  Así lo han asegurado a Europa Press fuentes de este departamento, que aseguran que la carta remitida por once de los quince responsables al director del Organismo Parques Nacionales (OAPN), Basilio Rada, se refería a la redacción inicial de la enmienda que, según advirtieron grupos ecologistas, abría la puerta a permitir a perpetuidad las excepciones a actividades como la caza en estos espacios. La actual legislación, que modifica ahora la norma en tramitación en la Cámara Alta, establece el fin de estas actividades en todos los Parques en 2017. Finalmente, el PP aprobó, con su mayoría parlamentaria, otra enmienda por la que establece una prórroga de seis años a esta fecha, con lo que todas estas actividades deberán terminar finalmente en 2021, de aprobarse tal cual ha sido aprobado el texto por la Comisión de Medio Ambiente del Senado. Por todo ello, el MAGRAMA considera que los argumentos de la misiva no se sostienen ante el nuevo texto. En todo caso, precisa que el director del Organismo Autónomo Parques Nacionales, "nada más recibir la carta", respondió a todos los firmantes advirtiendo de que se iba a presentar una nueva enmienda que difería sensiblemente de la que había.  En este sentido, las mismas fuentes aseguran que son ya varios los directores que a lo largo de este jueves han manifestado que "valoran positivamente la enmienda porque la mejora sustancialmente". De esa forma, consideran que "quedaría sin efecto la carta, dado que se refiere a una enmienda que se ha modificado y que prosigue su tramitación parlamentaria".
(Fotos: Alberto Aníbal-Álvarez)