Pasar al contenido principal
PROYECTO CEPHENEMYIA STIMULATOR DE LA ASOCIACIÓN DEL CORZO ESPAÑOL

¿Dónde sí y dónde no hay corzos con gusanos?

Desde la primera aparición de Cephenemyia stimulator en España, en 2001, la Asociación del Corzo Español (ACE) ha venido haciendo un seguimiento de la presencia y grado de afección en las poblaciones españolas de este cérvido.
ProyectoCephenemyia_G Corzo abatido en Guadalajara y detalle de larvas de C. stimulator en la cabeza de un corzo.

Desde 2013, y a través de un convenio firmado con el Grupo INVESAGA de la Universidad de Santiago de Compostela, se han analizado un total de 100 muestras correspondientes a corzos capturados por una amplia red de colaboradores repartidos por toda la geografía nacional, destacando una elevada seroprevalencia de infección por Cephenemyia stimulator en los corzos ibéricos.

En un intento de seguir avanzando en el conocimiento y seguimiento de esta enfermedad parasitaria, la Asociación del Corzo Español (ACE) puso en marcha, a finales de julio del 2015, este proyecto con la finalidad de realizar un muestreo a nivel municipal de la presencia de C. stimulator en los corzos.

Para este trabajo se ha solicitado la colaboración de todos los socios y/o simpatizantes que detecten o no la presencia de este oéstrido en los corzos de su zona. La colaboración es muy sencilla y consiste en descargarse de la página web (www.corzo.info) la ficha elaborada a tal efecto, cumplimentarla y enviarla a la dirección de correo electrónico [email protected].

Con toda la información recopilada mediante las fichas se confecciona una base de datos que permite reflejar la presencia de este parásito a lo largo de toda la geografía nacional en un determinado espacio de tiempo. Dicha información queda reflejada cartográficamente en la web corporativa, para su consulta por parte de todos aquellos interesados.

Resultados de la campaña 2015-2016

En el ámbito del Proyecto Cephenemyia, desde julio de 2015 a enero de 2016, se han recibido 105 fichas válidas, remitidas por un total de 23 colaboradores, de los cuales el 65% eran socios de la ACE. De esa información, el 79% de las fichas recibidas correspondían a machos y el resto a hembras. Se han recibido fichas correspondientes a catorce provincias españolas (Álava, Barcelona, Burgos, Cantabria, Gerona, Guadalajara, León, Lugo, Orense, Palencia, Segovia, Soria, Teruel y Zaragoza).

En el análisis, se ha considerado como "positivo" aquellas fichas en las que el remitente había constatado visualmente algún tipo de larva de Cephenemyia. Por el contrario, se ha considerado como "no detectado" aquéllas en las que no se había apreciado la presencia del parásito, ya que la no detección no implica la ausencia del mismo.

El caso de positivos (confirmaban la presencia de Cephenemyia stimulator en el ejemplar) corresponde al 48,6% de los casos, que si se analiza este dato por sexos, en machos se eleva al 61,4%. Ninguna de las fichas de hembras remitidas se constató de visu la presencia del oéstrido.

Teniendo en cuenta como unidad de referencia el término municipal, se ha llevado a cabo una representación gráfica de los resultados recibidos y que se representa en la gráfica adjunta.

Dado lo avanzada de la temporada cinegética cuando se puso en marcha el Proyecto Cephenemyia, la información recibida ha sido escasa, así como las fichas recibidas por localidad, por lo que no se pueden considerar como representativas. En este sentido, de cara a la nueva temporada que acaba de comenzar, se hace inestimable una mayor colaboración y participación, y desde la ACE animamos a socios, amigos y simpatizantes a remitir la información sobre los corzos abatidos tanto en casos positivos como si no se ha detectado el parásito.

(Texto: Gonzalo Varas y P. Fernández-Salguero, Asociación del Corzo Español / Fotos: Archivo y Joan Valls)