Pasar al contenido principal
que nos recuerda la importancia de saber interpretar el campo

El fotógrafo y cazador que arrasa en redes con sus imágenes de la fauna ibérica

José María Finat se autodefine como “cazador de imágenes” y se pasa la vida al acecho, capturando momentos únicos de especies tan extraordinarias como el lince o las águilas imperiales.
El fotógrafo y cazador que arrasa en redes con sus imágenes de la fauna ibérica Venados pelándose en días de berrea. / Fotografía: José María Finat.

“Califico mi fotografía como la habilidad que inmortalizar momentos difíciles y si es posible extremos o imposibles”, nos cuenta José María Finat, fotógrafo de fauna muy conocido en el mundo de la cinegética por un doble motivo. Por un lado, están sus sensacionales instantáneas de la fauna cinegética y por otro, su vinculación a la venatoria desde la cuna.

José María Finat

José María Finat y "los cachorros de Tara", sus inseparables teckels.

 

Hijo de los Duques de Pastrana, José María ha pasado su vida entre las sierras de la emblemática finca El Castañar, ubicada en los Montes de Toledo, donde fauna cinegética y no cinegética componen un mosaico natural que él persigue con su objetivo. “Mi técnica es sorprender el momento, siempre basado en la habilidad de moverme por el campo y captar documentos difíciles o inusuales”, nos cuenta.

venado

Para José María, la fotografía es una acción cinegética en la que dispara con el objetivo de su Nikon. En el “acecho a la presa”, encuentra esa subida de adrenalina en “ser más indio que el indio y conseguir acortar al máximo distancias con el objetivo que quiera fotografiar”. Y, según nos confiesa, “realmente me motiva la capacidad de ver, sentir, disfrutar y fotografiar momentos u animales a muy poca distancia en su entorno y pasar desapercibido”.

águila

Algo para lo que “la habilidad para saber moverse en el campo es muy importante” y sin ninguna duda, las habilidades del José María cazador, le sirven a diario. Además, como romántico de la fauna y la flora, en sus horas a solas esperando que el azar le brinde la oportunidad de una buena instantánea, “se crean momentos muy mágicos e interesantes”.

corza

Y nos recuerda, que en el campo, para la caza y para la fotografía, “saber interpretar los sonidos de los animales ayuda mucho”.  Por ejemplo, “un cacareo de urracas incesante, significa que están marcando un carnívoro terrestre o una rapaz nocturna, y una vez detectado ya solo hay que intuir la querencia de ese carnívoro y esperar lo más camuflado e inmóvil posible a ver si aparece”. 

linces

Igual que “saber interpretar la chilla del conejo con una hojarasca, también es una herramienta útil para que se acerquen depredadores como zorros, búhos o gatos”. Para poder ver las fotografías de José María Finat, puedes acceder a su web "CAZANDO IMÁGENES" aquí.