Pasar al contenido principal
Jornada de formación teórico-práctica y cacería de cochinos en Portugal

¡Exclusiva! De montería a los jabalíes, con Aimpoint y Gamo

Gamo Outdoor, empresa distribuidora en España de la marca sueca de miras de punto rojo Aimpoint, reunió a sus mejores clientes en Portugal para ofrecerles una completa formación teórico-práctica y un día de montería cazando jabalíes en tierras lusitanas.

Sin ninguna duda la Aimpoint Experience by Gamo fue una oportunidad que muy pocos dejaron pasar de largo, ya que poder cazar fuera de de nuestras fronteras es siempre interesante y nos permite descubrir otras visiones del mundo cinegético, lo que al final nos hace grandes como personas y cazadores.

Foto de familia de la Aimpoint Experience by Gamo.

Recepción y jornada de formación

Concentrados ya desde el domingo por la tarde en el Hotel Sado de la localidad costera de Setúbal, el evento organizado por Aimpoint-Gamo iba cogiendo forma y Jaume Taberner, responsable del mercado ibérico, junto a Bosco Rojo, responsable de marketing, daban la bienvenida a los invitados al evento, que llegaban a esta localidad portuguesa después de un largo viaje desde todas las partes de nuestra geografía.

El lunes por la mañana, en una auténtica procesión de coches, nos dirigimos hasta la Academia Nacional de Tiro, donde los suecos de Aimpoint, Daniel Adolfson y Erik As, impartieron un interesante trainning. Por la mañana fue a modo teórico, incluyendo las virtudes y usos de sus visores de punto rojo junto a la presentación del nuevo modelo Aimpoint S-1 destinado a escopetas.

Formación sobre los visores de punto rojo Aimpoint a cargo de Daniel Adolfson y Erik As.

Después de comer se procedió a realizar la parte práctica, aprendiendo de entrada a poner a tiro los rifles equipados con este sistema de mira de punto rojo, que gracias a sus blancos disponibles para imprimir en Internet se realiza de forma muy rápida, y después disparando en movimiento sobre blancos estáticos, una curiosa y muy interesante forma de mejorar en el manejo de nuestros rifles.

Sesión práctica disparando en movimiento sobre blancos estáticos.

Montería cochinera

El martes nos tocó madrugar para ir a la “montaria”, como dicen nuestros vecinos portugueses, a poner a prueba los Aimpoint disparando sobre jabalíes. Nos desplazamos hasta la localidad de Alcacer do Sal, una de las zonas con más tradición cinegética, para montear la finca de Las Parchanas, un cazadero abierto repleto de alcornocales.

Cazador en su puesto de la montería celebrada en la finca Las Parchanas.

La organización, con sus pick-ups, fue colocando todas las posturas y a las diez en punto de la mañana se soltaron los perros, escuchándose ya los primeros disparos sobre los astutos jabalíes, que eran el objetivo único de los monteros. En fincas de estas características, las reses se empiezan a mover para huir en el mismo momento en que oyen los perros. Se batió toda la mancha y el tiroteo y las ladras fueron la tónica dominante de la jornada. Pasadas las dos de la tarde se dio por terminada la montaria, consiguiendo un resultado excelente, 37 guarros abatidos, que no está nada mal tratándose de una finca abierta.

Ramón Á. C. Fitó con el guarro que cazó.

Los postores, con la ayuda de sus vehículos 4x4, se encargaron de ir sacando los guarros de la sierra y llevarlos al patio para la junta de carnes. Mientras, los monteros continuaron la fiesta en la casa de la finca con un pequeño pica-pica para, a continuación, sentarse a comer un plato caliente de comida típica portuguesa, antes de emprender el largo camino de vuelta a casa.

Con un precioso navajero cobrado en la montaria.

Con la mayoría de cochinos ya expuestos se procedió a realizar la foto de familia y dar por finalizada la Aimpoint Experience by Gamo.

Foto del grupo con los jabalíes abatidos en Portugal.

(Texto y fotos: Ramón Á. C. Fitó)