Pasar al contenido principal
Jornadas técnicas ASICCAZA. 'Aspectos sanitarios de la actividad cinegética y la carne de caza'

“España tiene una de las mejores carnes de caza del mundo”

A lo largo de toda la mañana, en el Salón de Actos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en Madrid, se han celebrado con éxito las Jornadas Técnicas ASICCAZA sobre ‘Aspectos Sanitarios de la Actividad Cinegética y la Carne de Caza’.
Jornadas_ASICCAZA_G Imagen correspondiente a la presentación e inauguración de las Jornadas Técnicas ASICCAZA.

Después de la recepción de asistentes, entre los que se encontraban responsables de cárnicas, orgánicos de caza, propietarios de terrenos de caza, veterinarios, cazadores y prensa especializada, ha tenido lugar la inauguración y presentación de estas Jornadas Técnicas ASICCAZA sobre ‘Aspectos Sanitarios de la Actividad Cinegética y la Carne de Caza’, las cuales, como hemos señalado, se han desarrollado en el Salón de Actos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA).

Han intervenido en la misma Jaime Hurtado, director gerente de la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza (ASICCAZA), el presidente de la misma, Florencio Rodríguez, Inés Blanco, de la Agencia de Seguridad Alimentaria, y Fernando Burgaz, director general de la Industria Alimentaria, quien ha valorado positivamente la Extensión de Norma puesta en marcha por ASICCAZA y ha alabado las condiciones y actividades de esta Interprofesional. La primera de las ponencias ha sido la de Jaime Hurtado (“Normativa Sanitaria. Necesidades del sector de la carne de caza en España”), de lo más interesante e informativa y tratando algunos temas de gran calado para el sector. El director gerente de la Interprofesional de la Carne de Caza, que lleva cuatro año de andadura, ha hablado de lo pioneras que resultan estas jornadas y ha afirmado que “España tiene una de las mejores carnes de caza del mundo; es carne de calidad, excelencia de verdad”. A excepción de Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha y Castilla y León, que han desarrollado órdenes y reglamentos sobre higiene de la carne de caza, el resto de comunidades autónomas se rige por la regulación comunitaria en esta materia, ha informado Hurtado, que además ya introducido en su conferencia la importancia de la formación a los cazadores en materia de sanidad e higiene, dando lugar a esos cazadores formados que ya existen en otros países europeos en detrimento de veterinarios. Al hilo de lo anterior, y como consecuencia de la preocupación existente en ASICCAZA por la comercialización de la carne de caza mayor en el norte de España, Jaime Hurtado ha reiterado que “la figura del cazador formado es imprescindible” y podría dar solución al problema norteño. A propósito de la carne de caza menor, que también incumbe a la Interprofesional, su director gerente ha señalado que “no supone un riesgo sanitario para que se exijan controles tan excesivos en algunas autonomías”. Han sido muchos más los temas puestos sobre la mesa por Hurtado, pero nos quedamos con lo que a su experto juicio son las demandas de este sector y sus soluciones. Las primeras serían las siguientes: locales adecuados para la evisceración, reducir los tiempos que transcurren hasta la evisceración, facilidad de la comercialización de este producto, que se implante la figura del cazador formado, unificación de los criterios veterinarios en esta parcela, colaboración con el SEPRONA para evitar el intrusismo y la venta ilegal de carne de caza y mayor fluidez en las relaciones con las distintas administraciones. Y en cuanto a las soluciones: una normativa sanitaria clara, colaborar con el SEPRONA, estrecha interlocución con la Administración y concretar con AECOSAN un temario común para la formación de los cazadores.

“Gestión de los subproductos de caza mayor y figura del cazador formado”. Éste ha sido el título de la ponencia preparada para la ocasión por Luis Fernando Villanueva, presidente de Aproca-España, asociación miembro de ASICCAZA. Villanueva, tras mostrar su satisfacción porque el MAGRAMA trabaje en una norma de control de subproductos animales no destinados al consumo humano, nos ha mostrado, de forma muy gráfica y amena, cómo se clasifican los subproductos (Material Categoría I: cuerpos o partes animales sospechosos de estar infectados con enfermedades transmisibles a humanos o animales; Material Categoría III: canales o partes de reses aptos para consumo pero que no se destinan por motivos comerciales), cómo está permitido eliminarlos según la categoría a la que pertenezcan, la modalidad en la que se han cazado los animales, si estamos dentro o fuera de Zonas de Especial Protección de Necrófagas (ZEPN), etc., así como las propuestas o alternativas, donde el cazador formado tendría un papel muy relevante, para hacer viable una eliminación de subproductos que en estos momentos se demuestra inviable en la mayoría de territorios.

La tercera de las conferencias (“Carne de caza: aspectos legales prácticos”) ha tenido como protagonista a Santiago Ballesteros, abogado y asesor jurídico de la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza, el cual, con su estilo directo, claro y llano, ha iniciado su intervención diciendo que su charla era más bien de I+D+i porque “no hay nada sobre delitos alimentarios de carne de caza. Este sector es caótico, jeroglífico y un galimatías porque todo está por descubrir y hacer”. Ballesteros ha puesto el acento en la necesidad de contar con una seguridad jurídica en esta materia, y para ello las cosas han de simplificarse. Además, el asesor jurídico de ASICCAZA nos ha confesado que las pocas causas abiertas en torno a la carne de caza “han terminado en sobreseimientos porque no tenían relevancia penal”. Los delitos con carne de caza (delito alimentario, delito por falsedad documental, delito de furtivismo, tenencia ilícita de armas y delito de omisión del deber de investigar o no de denunciar), cómo y cuándo se cometen, quién los comete, sectores afectados y el concepto de alerta sanitaria y cómo obrar ante ella han sido otros de los asuntos tratados por el abogado.

Antes de la mesa redonda y de la lectura de conclusiones, le ha llegado el turno a la investigación aplicada a la carne de caza, con tres ejemplos prácticos de lo más interesantes (“Influencia del tiempo de evisceración y de maduración de la canal en la calidad de la carne del ciervo cinegético”, a cargo de Mª Almudena Soriano, profesora titular de la Universidad de Castilla-La Mancha, Facultad de Ciencias y Tecnologías Químicas; “Presencia y distribución de lesiones compatibles con tuberculosis en caza mayor. Criterios de decomisos en monterías”, por el profesor titular de universidad Joaquín Vicente, IREC-CSIC-UCLM-JCCM; “Residuos químicos en la carne de caza: riesgos y beneficios en comparación con otros alimentos de origen animal”, de Rafael Mateo, profesor titular de universidad y, según hemos podido saber en el acto, en breve nuevo director del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos, IREC).

Respecto a la mesa redonda, con algunos de los ponentes anteriores (Jaime Hurtado, Luis Fernando Villanueva, Santiago Ballesteros y Rafael Mateo), a los que se han unido Inés Moreno, jefa de servicio de la Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad, y Jerónimo Martínez, capitán de jefatura del Seprona, ha estado muy animada y ha tenido que cortarse por falta de tiempo para poder dar lectura a las conclusiones y clausurar el acto. Las conclusiones, a las que hemos tenido acceso, se encuentran en el documento adjunto.        
(Texto y fotos: José María García)