Pasar al contenido principal
Abatido al filo del cierre de la campaña

Cierran la temporada con un fantástico corzo cazado en Guadalajara

En Castilla-La Mancha el corzo ha cerrado hace escasos días. Pero a veces, los últimos compases de la temporada dejan algunos de los mejores trofeos del año, tal y como les ha ocurrido a esta pareja de jóvenes cazadores.
Jaime y Rocío One&Shot corzo Jaime y Rocío momentos después de abatir el magnífico corzo.

Javier y Rocío de One&Shot son los protagonistas de esta jornada cinegética que concluyó con el mejor de los desenlaces, con el abate de un espectacular ‘duende’ en una de las zonas corceras por excelencia de nuestro país, la provincia de Guadalajara. Estos cazaderos son la cuna, por ejemplo, del récord de España de corzo, logrado en 2016.

En Cazavisión hemos hablado con Javier, que nos ha contado algunos detalles de este día. Sin lugar a dudas, el rececho puso el mejor broche posible a su temporada corcera. Si bien es cierto que aún no se conoce la medición del trofeo, estamos antes un magnífico ejemplar que podría ser 'oro' y con el que muchos aficionados soñarían. Jaime nos comenta que podría estar entre los 130 y los 140 puntos. No obstante, habrá que esperar para saberlo.

Esta gran jornada comenzó temprano, el pasado domingo 29 de septiembre, un día antes del cierre de la campaña corcera en Castilla-La Mancha.

Jaime y su mujer Rocío se encontraban cerca de una siembra. Había llovido bastante y el campo estaba lleno de ricia. Este momento, es aprovechado por los animales para acercase otra vez a las siembras para comer las semillas nuevamente germinadas. Justo en una de estas zonas estaba el corzo de nuestros amigos.

  Jaime One&Shot corzo

Según nos comenta Jaime, eran alrededor de las nueve de la mañana y había bastante aire. Se colocaron a unos 40 metros del animal y estuvieron unos instantes echándole un vistazo. “Pensábamos que era un corzo joven que teníamos localizado en esa siembra”, explica el joven cazador.

No lo habían visto antes

Después cogieron los prismáticos y se llevaron una buena sorpresa al ver que se trataba de un corzo ya adulto con bastante buena pinta y un magnífico trofeo. Tal y como se pueden apreciar en las fotos que Jaime nos manda, este ejemplar ya estaba cambiando el pelo. 

Jaime y Rocío ya habían frecuentado varias veces esa siembra, no obstante, nos explica que era la primera vez que veían al corzo en todo el año. “Ni los guardas ni nosotros lo teníamos visto”, afirma el joven. Al final, la autora del tiro fue Rocío, la mujer de Jaime.


El joven también nos detalla el equipo que llevaba. Se trataba de un rifle Sako 85 Carbonlight con calibre 7 milímetros RM, y un visor Steiner Ranger 4-16x56.