Pasar al contenido principal
Organizadas por la Asociación del Corzo Español (ACE)

Celebradas con éxito las Jornadas de Corzas en Guadalajara y Soria

La Asociación del Corzo Español (ACE), en su objetivo por fomentar una adecuada gestión de las poblaciones de corzo y el correcto aprovechamiento de la carne de caza, organiza sendas Jornadas de Caza de Corzas en Guadalajara y Soria.
Corzas_GuadSor_G Corza abatida en las Jornadas de Caza alcarreñas.

Como en años anteriores, al llegar las fechas invernales, que son las más adecuadas para ello, la Asociación del Corzo Español ha promovido y organizado algunas jornadas de caza de hembras, con el objetivo de fomentar una adecuada gestión de las poblaciones de corzo. Desde la Asociación se entiende y defiende que la caza ordenada constituye una herramienta imprescindible para ello, siendo el control de hembras la forma más eficaz para conseguir el equilibrio de la especie.

Con iniciativas como esta, que poco a poco van consolidándose en distintos puntos de nuestra geografía, la ACE quiere concienciar tanto sobre el exceso numérico en las poblaciones de corzo de algunas comarcas españolas como sobre el desequilibrio de sexos existente, todo ello consecuencia de una inadecuada gestión de los cotos y cazaderos, al haberse centrado la caza durante muchos años en exclusiva en los machos. Esta situación, además de provocar el deterioro de las condiciones generales de los individuos con una pérdida directa en la calidad de los trofeos, tiene otros efectos negativos sobre la propia especie, uno de los cuales es la aparición de enfermedades parasitarias. Así mismo, una población superior a la capacidad de acogida del medio implica otras secuelas negativas, como son el aumento de los accidentes de circulación, la aparición de daños en los cultivos agrícolas o la excesiva presión sobre la vegetación natural del entorno.

En Matarrubia

Por todo ello, el fin de semana del 23 y 24 de enero y siguiendo la estela marcada por las Jornadas realizadas en años anteriores en la zona meridional de Soria, se ha celebrado por primera vez esta iniciativa en Guadalajara, teniendo como base el municipio de Matarrubia. Con estas Jornadas alcarreñas se pretendía apoyar y aprovechar la normativa autonómica que, mediante la Orden de Vedas de 17 de julio de 2015, estableció como período hábil para la caza de hembras de la especie en Castilla-La Mancha el comprendido entre el 1 de diciembre de 2015 y el 21 de febrero de 2016. Esta época invernal,atendiendo a criterios técnicos y biológicos, es, como defiende desde siempre la ACE, el momento más adecuado para realizar esta labor de gestión y control de poblaciones.

En estas primeras Jornadas de Matarrubia, celebradas con unas condiciones climáticas anormalmente benignas, la actividad cinegética se acompañó de una Jornada Técnica en la que Pablo Ortega, presidente honorífico de la ACE, impartió una charla sobre el correcto aprovechamiento y manipulación de la carne de corzo, a la que siguió una demostración práctica de evisceración y despiece de un ejemplar. A continuación, Rafael Centenera incidió en los motivos que justifican la gestión de poblaciones y la necesidad de la caza de hembras para su control y equilibrio.

Y en Tiermes

Posteriormente, el fin de semana del 6 y 7 de febrero –y ya por cuarto año consecutivo–, tuvo lugar en Tiermes la tradicional Jornada soriana, a la que la nieve, como todos los años, acudió también puntualmente. Del mismo modo que se hiciera unas semanas antes en Matarrubia, el domingo se reunieron en un mismo punto las canales abatidas en los diversos cotos participantes para que, una vez inspeccionadas por el veterinario, fueran recogidas por una empresa cárnica. Dado que el número de corzas a cazar en estos cotos suele ser excesiva para un normal autoconsumo, la solución que propugnan y ofrecen Jornadas como estas es su comercialización a través de las salas de tratamiento de carne, de forma que este recurso, de indudable categoría gastronómica, sea aprovechado comercialmente. En este sentido, conviene recordar que en la filosofía de la ACE se promueve el adecuado consumo de la carne de caza.

Las dos Jornadas han resultado un éxito de participación y asistencia, adquiriendo los asistentes el compromiso de mantener y difundir tan interesante y necesaria iniciativa, de forma que se cumplan los cupos anuales de extracción de hembras establecidos por sus respectivos planes cinegéticos y, a la vez, se pueda dar salida comercial a un recurso alimenticio de alto valor culinario.

(Texto: Pablo Ortega y Pablo Fernández-Salguero / Fotos: Autores y Zalo Varas)