Pasar al contenido principal
Lo abatió Bartolomé Egea el 8 de septiembre en tierras barcelonesas

Cazado un jabalí albino de casi 100 kilos y con un magnífico trofeo

Con la temporada de monterías y batidas abierta en bastantes puntos de nuestra geografía, muchas son las fotos y vídeos que van llegando de grandes jabalíes cazados. Sin embargo, estamos seguros que como este cochino barcelonés, habrá pocos o ninguno...
Jabali_Albino_Plata_Bartu_G Bartolomé Egea posa junto al jabalí albino de 92 kilos y magnífico trofeo que cazó en batida.

Cazar un jabalí macho de buenos colmillos y amoladeras en terreno abierto no es sencillo, sobre todo en batida o en montería. Y no digamos si además de un gran trofeo, ese cochino es albino, blanco como la nieve; entonces su abate se convierte en algo excepcional, fuera de lo común, un hecho irrepetible que su cazador recordará siempre.

Pues bien, lo anterior, es decir, cobrar un guarro de fantásticas defensas y que también sea albino, ocurrió el pasado 8 de septiembre, con la temporada de caza del jabalí ya abierta en Cataluña, en el coto de Serrateix i Viver, de la comarca del Berguedá (Barcelona), siendo Bartolomé Egea el afortunado cazador.

Detalle del sensacional trofeo de este jabalí albino.

Detalle del sensacional trofeo de este jabalí albino.

Según nos cuenta el propio Bartolomé, de 53 años y natural de la localidad barcelonesa de Suria, “la jornada de caza de la mañana del 8 de septiembre transcurría con normalidad, levantándose marranos y no pudiéndose abatir ninguno”.

“Prácticamente cuando ya recogíamos paradas, sentí un crujir de ramas, y al avistar el animal que quería huir de la cacería, no podía creer lo que veían mis ojos: mi viejo y conocido jabalí albino, localizado en el verano recechando corzos”, continúa relatando este cazador suriense.

El afortunado cazador posa satisfecho con su extraordinario cochino blanco.

El afortunado cazador posa satisfecho con su extraordinario cochino blanco.

Egea añade que “el disparo fue certero, en el codillo, cayendo desplomado el jabalí. Esa reproducción de los hechos quedará grabada en mi mente para los restos; esa mañana fui el elegido”.

En cuanto al cochino en sí, su cazador nos informa que pesó 92 kilos, con una 'boca' que posiblemente será medalla de plata. “Se naturalizará de cuerpo entero, pues este histórico jabalí no se merece otra cosa”.

Desde cazavision.com queremos finalizar estas líneas con nuestra felicitación a Bartolomé Egea por tan extraordinaria captura, como la cual no veremos otra esta temporada, o sí, quién sabe... Bajo estas líneas adjuntamos el vídeo que Bartolomé grabó al jabalí albino en verano, mientras recechaba corzos por esos pagos barceloneses, sin sospechar que, una vez abierta la temporada de batidas, tendría oportunidad de cazarlo. 

(José María García Medina)