Pasar al contenido principal
En una batida en Tarragona

Abatido un magnífico jabalí con unos colmillos de más de 23 centímetros

Casi 100 kilos de peso y, sobre todo, unos colmillos de más de 23 centímetros. Estas envidiables hechuras presentaban el magnífico jabalí que ha sido cazado recientemente durante una batida en Poboleda (Tarragona).
Jabalí 23 centímetros Mayte y sus perros junto al cazador que abatió al jabalí en Poboleda.

En Cataluña, la temporada de mayor ya está bien iniciada y un mes después llega uno de los ejemplares más destacados que se han cazado en esta autonomía. Este magnífico jabalí fue abatido hace unos días cerca de Poboleda, un municipio ubicado en la provincia de Tarragona

Su carta de presentación, los colmillos, nada menos que de 23,5 centímetros. A estas espectaculares defensas hay que sumarle la nada desdeñable cifra de 98 kilos de peso. Desde Cazavisión, hemos tenido la oportunidad de hablar con una de las perreras que participó en la batida, que nos ha contado los detalles de la jornada cinegética.

Jabalí 23 centímetros

Mayte Jiménez y su pareja, Raúl, son habituales cada semana en las partidas de caza mayor que salen en esta zona. Concretamente, en esta batida participaban alrededor de una veintena de aficionados locales. También fueron tres rehalas, entre ellas Raúl y Mayte con sus ‘Beagles Dels Garidells’. En la cacería se abatió además un corzo, aunque sin duda, fue este jabalí el que se llevó todos los elogios. 

En menos de un minuto

Nos explica la joven perrera que el marrano no se hizo esperar. Es más, se podría decir que fue llegar y besar el santo. Nada más arrancar la batida, un compañero soltó los perros y, al momento, Raúl y Mayte hicieron lo propio.

“Notamos a los perros latir enseguida”, cuenta Mayte. No había pasado ni un minuto cuando el guarro se dejó ver y el tiro era franco. Con un disparo de escopeta, el jabalí fue abatido al instante.

Jabalí 23 centímetros

Según nos ha narrado Mayte, cabe la peculiaridad que el afortunado cazador no es asiduo practicante de caza mayor y suele decantarse habitualmente por la menor. Pero este día, la batida le salió fructífera, y seguro que se acordará por bastante tiempo del lance.

A falta de una medición oficial, el jabalí tienen serias posibilidades de acabar siendo oro, tal y como también comentaban los cazadores después de la batida. Mayte, que ha tenido la oportunidad de analizar la boca del animal, nos cuenta que tenía unas defensas bastante “bonitas y redondas”. 

Una temporada floja

La joven perrera también aprovechó para contarnos algún detalle más sobre su rehala y el desarrollo de estas primeras semanas de campaña.

Jabalí 23 centímetros

Para aquellos que no estén al tanto, Raúl y Mayte sienten verdadera devoción por los beagles y los leonados de Bretaña con los que comparten jornadas venatorias. Es habitual verles junto a sus perros en las redes sociales y, cada vez que pueden, presumen de las alegrías que les dan estos magníficos perros de rastro.

Jabalí 23 centímetros
 
En cuanto a la caza propiamente dicha, Mayte considera que la temporada está “floja”, tanto la de mayor como la de menor. Ambos practican las dos disciplinas. Señala que el calor está durando demasiado y ha influido negativamente. La chica espera que, con la llegada del frío, los animales respondan a lo esperado.

 

(Texto: Manuel L. Luengo / Fotos: Mayte Jiménez).