Pasar al contenido principal
El sector se reivindica en su día

171 años de la creación del cuerpo de Guardas Rurales

El cuerpo de Guardas Rurales conmemora los 171 años de su creación, fecha desde la que permanece "fiel" al código deontológico con el que nació, como es velar por la seguridad y la vocación al servicio generación tras generación.
171 años de la creación del cuerpo de Guardas Rurales Los guardas rurales llevan 171 años al servicio del campo.

El 10 de noviembre de 1849 es una fecha llena de simbología y muy emotiva para una profesión y un sector: los Guardas Rurales de Seguridad Privada. En esa fecha se crearon y ahora cumplen 171 años al servicio del campo.

Desde la Federación Nacional de Trabajadores de la Seguridad Privada FTSP- USO ANDALUCÍA, han aprovechado la ocasión no solo para poner en valor este trabajo, sino también para hacer un llamamiento y reclamar a las administraciones públicas competentes más recursos, medios de defensa y ayudas para consolidar el sector, dándoles medios y amparo jurídico.

La FTSP- USO ANDALUCÍA destaca: “estamos muy orgullosos y queremos elogiar a todos y cada uno de los compañeros por el esfuerzo y dedicación que se viene realizando generación tras generación, haciendo de una profesión una forma de vida y un referente a nivel mundial, una figura indispensable y vinculada a la seguridad en nuestros campos españoles. Sin duda, una profesión con casi dos siglos de vida e historia, que generaciones venideras irán heredando con gran prestigio conseguido con creces”.

Guardas rurales 171 años

En este sentido, la guardas reclaman que ”cada vez más los ciudadanos, administraciones públicas y privadas, son conocedoras de esta profesión y confían en sus servicios, contratando algo tan fundamental y primordial como la vigilancia para blindar nuestras riquezas públicas y privadas; para que trabajar en nuestros campos no se haga insostenible; para que cuando un trabajador o un empresario se vaya a su merecido descanso, deposite en manos seguras y garantes del guarda sus bienes; para que cuando un ayuntamiento no quiera perder sus espectaculares bellezas paisajísticas y enormes riquezas ecológicas de cada uno de nuestros pueblos rurales, dándole prestigio y vida”.

171 años de historia desde Fernando VI

El Guarda Rural pertenece al personal de seguridad privada y ejerce funciones de vigilancia y protección de la propiedad en las fincas rústicas en España. Esta figura la crea Fernando VI, que dictó una ordenanza en el año 1748 que, en su artículo 25, nombra a los ‘guardas de campo y monte’ como los encargados de denunciar a los taladores, causantes de incendios, e introductores de ganados plantíos, procurándose que dichos guardas fueren hombres de buena opinión, fama y costumbres.

Guardas rurales 171 años

No sería hasta 1849, cuando Isabel II promulgó una Orden por la que se creaba el Guarderío Rural, tanto público como privado. Mediante Real Orden creará el 8 de noviembre de 1849 el reglamento que regulaba a los Guardas Rurales (que la nueva Ley en ciernes 2013-2014 adjetiva así de nuevo) con el cometido de ayudar al aseguramiento de la paz y el orden en los campos. Por eso, los Guardas celebran esta fecha como inicio del sistema actual de seguridad privada español.

En la actualidad, estos profesionales están inspeccionados y controlados por la Guardia Civil. Sus funciones han ido adaptándose a los tiempos y, legalmente, podrán prestar servicios de seguridad en plantas fotovoltaicas, parques eólicos, bodegas, granjas animales, montes públicos o privados, campings, hípicas, cooperativas agrícolas, ayuntamientos y administración pública, y en general las fincas rústicas y toda instalación que se encuentre en ellas. Estos servicios podrán ser prestados con armas de fuego si la delegación o subdelegación de gobierno lo autoriza.

Guardas rurales 171 años

Por su parte, el responsable de los Guardas Rurales en Andalucía, Víctor Villalobos, pide al Gobierno, a las comunidades autónomas y a las FFCCSS que se les tengan “en consideración, que tengan respeto y atención al tan necesario gremio de los Guardas Rurales en nuestros campos, que nos den su confianza y apoyo tan necesario para actualizar, reforzar y fortalecer al gremio de la Seguridad Privada Rural en España”.

Entre las peticiones reivindicativas podemos destacar las siguientes:

  • Petición de carácter de agentes de la autoridad, como medida disuasoria ante las agresiones.
  • Veracidad de palabra en las denuncias interpuestas en delitos y faltas medioambientales.
  • Ayudas y subvenciones para incentivar las contrataciones ante la grave crisis económica de la pandemia del COVID-19.
  • Fortalecer la figura del guarda rural de caza en todas las comunidades autónomas españolas, principalmente en Andalucía, Extremadura y Castilla la Mancha.
  • Luchar contra la lacra del Intrusismo laboral y la precariedad, asumiendo el pago del salario estipulado en el convenio salarial estatal.