Pasar al contenido principal

Visor Bushnell Elite 6.500 2,5-16x50: polivalencia máxima

Hoy muchos cazadores reparten su temporada entre los recechos corceros de primavera, la berrea de otoño, las cacerías de alta montaña y las monterías invernales. Por eso, os acercamos aquí un visor altamente polivalente, el Bushnell Elite 6.500 2,5-16x50.
Visor Bushnell Elite 6.500 2,5-16x50

No hace demasiados años los visores de caza gozaban de un rango de aumentos que multiplicaba por tres su valor mínimo (de 1,5 a 4,5, de 3 a 9, de 4 a 12...), posteriormente pasaron a multiplicarlo por cuatro, luego por cinco, después por seis y hoy, con este modelo presentado por la norteamericana casa Bushnell, nos metemos en un sorprendente y polivalente rango de 2,5 a 16, o lo que es lo mismo, un factor de multiplicación de 6,5, ni más ni menos.

Un mayor rango de aumentos se traduce en una mayor polivalencia de nuestro visor, en un mayor número de situaciones de caza que podremos cubrir con garantías, ya sea por aumentar el margen de distancias efectivas que podremos abarcar en una misma modalidad, ya sea por poder abarcar diferentes modalidades con un mismo visor, lo que, además, puede suponer un evidente ahorro final de dinero, al evitar necesitar dos -o más- visores diferentes con sus correspondientes monturas.

Toda una gama de posibilidades

El aficionado a los recechos -de corzos, por ejemplo- suele normalmente cubrir sus necesidades con un visor tan común como el típico de 4 a 12 aumentos. Dicho visor permite a cualquier aficionado enfrentarse a cualquier situación digamos “común” en la caza de este pequeño ungulado.

Sin embargo, tanto su rango inferior (cuatro) como su rango superior (doce) pueden limitar su uso en otras modalidades, como pudieran ser las monterías o la caza en alta montaña. En las monterías no resulta fácil meter una res enmontada y en movimiento con cuatro aumentos en el visor, es bastante más sencillo hacerlo con 2,5 aumentos. Y si bien en los recechos comunes la distancia de tiro no suele superar en la mayoría de ocasiones los 200 o los 250 metros, en alta montaña sí es frecuente enfrentarse a situaciones que nos obligan a disparar a 300 o incluso más metros, y ahí es donde un visor de dieciséis aumentos puede marcar las diferencias.

Calidad mecánica y óptica

En lo referente a su construcción hay poco que decir, pues de todos es ya conocida la calidad tanto mecánica como óptica de la gama 6.500 de Bushnell, con un resistente tubo de 30 milímetros forjado en frío, probado en inacabables series de cientos de disparos de calibres no precisamente suaves (.375 H&H Mag.), y unas lentes de una claridad y nitidez más que respetables. El interior está relleno de nitrógeno, lo que, unido al tratamiento Rainguard de las lentes, consigue evitar el temido empañamiento de las lentes en el momento más inoportuno y la acumulación de gotas de agua en caso de lluvia o niebla.

Junto a las torretas, practicables para su corrección a mano y ‘reseteables’ a cero sin necesidad de herramienta alguna, encontramos el corrector de paralaje, que nos permitirá enfocar retícula e imagen desde muy corta distancia (menos de diez metros) hasta el infinito. Tiene un peso inferior a los 600 gramos, 34 centímetros de longitud y una distancia de seguridad al ocular de diez centímetros. La corrección de cada click es de un cuarto de pulgada a 100 yardas, lo que equivale a unos 7 milímetros a 100 metros.

Conclusión

Nos encontramos en una nueva era en lo que a variabilidad de aumentos se refiere. En pocos años hemos pasado de índices multiplicadores de tres o cuatro -los más comunes- a cinco, después a seis y ahora vamos -con éste de 6,5- camino de siete. Esto nos va a proporcionar una polivalencia enorme, que nos permitirá cubrir infinidad de circunstancias e incluso de modalidades diferentes de caza con una sola óptica. En este producto, merced a su lente frontal de 50 milímetros, son prácticamente todas las modalidades de nuestro país las practicables con este visor, desde el rececho de corzos hasta la caza en alta montaña, desde los venados en berrea hasta los aguardos de cochinos, pasando incluso por las monterías, siempre, eso sí, que no se desarrollen en terrenos demasiados cerrados.

Para más información sobre este visor Bushnell Elite 6.500 2,5-16x50 visiten la página web de Borchers, www.borchers.es.

(Texto y fotos: Ia Sánchez).