Pasar al contenido principal
Con visor Burris FourX Long Range 3-12x56, munición Sako Super Hammerhead y utilizando los prismáticos Burris Droptline 10x42

Probamos el rifle de cerrojo Sako 85 Carbon Wolf

Volcados en la 85 como acción top, la familia Sako sigue creciendo. Impecables siempre, son muchas ya las versiones que han pasado por mis manos, desde terminaciones en madera hasta sintéticas.
Rifle_Sako_Carbon_Wolf_G Rifle de cerrojo Sako 85 Carbon Wolf, con visor Burris FourX Long Range 3-12x56 y munición Sako Super Hammerhead.

En todas las versiones del Sako 85 es recurrente la sensación de encarar armas de máxima calidad, impecablemente terminadas, salvada la fama merecida de pesados que durante mucho tiempo tuvieron. Llevadas al monte, esas características se afianzan, demostrándome una capacidad absoluta para entregar las prestaciones que prometen.

 

Cacé con los rifles de cerrojo Sako 85 en las versiones Finnlight, Bavarian, Long Range, Carbon Light…, desde recechos a monterías, desde batidas de montaña a esperas de jabalí. Su robustez, fiabilidad y precisión me han permitido jugar algunos de los lances más extremos e intensos de mi vida como cazador.

 

Michel Coya probando el Sako 85 Carbon Wolf.

 

Ahora llega un paso más en esa tendencia hacia el ultraligero en carbono, esa moda que copa las páginas principales del catálogo de cualquier armera que se precie. No es nueva, sin embargo, como ya apunté, la versión con culata en este material con acción 85, aunque está claro que el grupo Beretta pisa fuerte y viene dispuesto a romper fronteras con desarrollos innovadores en cada una de sus marcas.

 

Sin duda es éste, al que bautizan como Carbon Wolf, un acercamiento más hacia el rifle especializado, con una mayor capacidad de ajuste y una estética mas agresiva. Sobre él utilizamos Burris, óptica del grupo, visores americanos con una gran relación calidad-precio que en este caso, con la FourX Long Range 3-12x56, combina potencia con objetivo, añadiendo una sencilla torreta balística.

 

 

En la recámara, de nuevo la firma finlandesa con sus Super Hammerhead, la semiblindada convencional con cola de bote de la marca, completando en este caso el equipo los Burris Droptine 10x42, unos todoterreno con buena capacidad para recechar de día.

 

(Texto, fotos y vídeo: Michel Coya)