Pasar al contenido principal
HA OCURRIDO EN HUELVA

4 meses de prisión y 1.500 euros de multa por colocar un lazo ilegal y herir a un perro

Esa ha sido la condena impuesta a un furtivo que había colocado varios lazos de acero ilegalmente, en el que cayó un perro que tuvo que ser rescatado por el Seprona cuando estaba a punto de asfixiarse.
Los lazos de acero habían sido colocados en un coto de Huelva, pero quien cayó en la trampa fue un perro. Los lazos de acero habían sido colocados en un coto de Huelva, pero quien cayó en la trampa fue un perro.

Los agentes del Seprona se encontraban haciendo una ronda por los parajes de un coto de Niebla, en Huelva, cuando se encontraron con el can atrapado y malherido. El animal luchaba para zafarse de su trampa, pues tenía un lazo de acero al rededor del cuello que prácticamente le había asfixiado ya. Fue rescatado inmediatamente y trasladado a un centro para su recuperación. Los agentes pudieron detener al autor del delito, identificándole y poniéndole a disposición de la justicia, por el empleo de lazos como métodos no selectivos y un delito de maltrato animal por el perro que cayó en una de las trampas ilegales. 

 

El hombre ha sido juzgado por una de las instancias judiciales de Moguer, por haber colocado los lazos de acero y haber herido a un perro con uno de ellos. La condena asciende a un total -tras haber alcanzado la conformidad-, de cuatro meses de prisión y 1.500 euros de multa, a razón de seis euros diarios durante ocho meses. Se le imputan dos delitos de atentado contra la fauna y maltrato animal

 

Además en la condena que se le impuso la semana pasada durante juicio rápido, el hombre ha sido condenado durante 8 meses a una inhabilitación especial para para ejercer cualquier profesión relacionada con animales y su tenencia, y por el otro delito, además del pago de la multa, le ha impuesto un año de inhabilitación para cazar.

 

Furtivismo en Sierra Nevada

 

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado de prensa, varios agentes estaban realizando una inspección en el paraje conocido como El Avispero, ubicado dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada, ya dentro de la provincia de Almería. Durante el servicio dentro de los límites de un acotado del municipio de Abrucena, divisaron varios puestos furtivos de espera. En primer localizaron tres de ellos, todos en torretas de madera “y con asientos en su interior”, especifica la Benemérita. Después divisaron un cuarto puesto de similares características, esta vez ubicado sobre un árbol. Finalmente, los agentes pudieron localizar una jaula de hierro y de gran tamaño (90x90x180), la cual había sido colocada para capturar ejemplares de especies de caza mayor.

 

Por su parte, la Guardia Civil ha elaborado la correspondiente acta para y se la ha entregado a los responsables del acotado donde se localizó la trampa. Se les ha informado también que las infracciones han sido comunicadas a la correspondiente autoridad administrativa. Por el momento no se conoce a los autores del delito, lo cual está siendo investigado por los agentes a la espera de más datos