Pasar al contenido principal
TODO APUNTA A QUE SERÁ UNA INICIATIVA DE CARÁCTER NACIONAL

Primer campeonato de caza para discapacitados, el proyecto que está conmoviendo la cinegética

Las Federaciones de Navarra, Álava y Vizcaya, han incluido de forma pionera una nueva categoría para discapacitados en las competiciones interautonómicas de tiro.
La emoción de los participantes es la mejor confirmación de que se trata de un éxito. La emoción de los participantes es la mejor confirmación de que se trata de un éxito.

Por primera vez en España en un campeonato de tiro interautonómico, se ha incluido en las categorías una dedicada en especial a los cazadores discapacitados, que por primera vez han tenido la oportunidad de tomar parte en estas competiciones. Este gran paso al frente lo han dado las Federaciones de Caza de Navarra, Álava y Vizcaya, de la mano de Adecap (Asociación para la Defensa del Cazador y Pescador). “Llevo 35 años cazando y es la primera vez que se me da esta oportunidad de participar”, es el testimonio de José Ramón Unzurrunzaga, uno de los participantes de la categoría de discapacitados. 

 

Esta iniciativa ha tomado forma y se ha convertido en realidad durante la III Copa de Euskalerria de Caza Menor, en el coto de Arriola. En este campeonato se disputan diferentes categorías, pero desde hace un tiempo, algunos cazadores en situación de dependencia habían comenzado a solicitar su inclusión. Por eso las federaciones acabaron por darle forma a la iniciativa, convirtiendo el deseo de muchos en realidad “porque tienen también que estar aquí”

 

“La verdad es que cuando me enteré de que se ponía en marcha este proyecto y que iba a tener la oportunidad de participar por primera vez, me emocioné muchísimo y puse todo mi empeño y ayuda en sacar esto adelante”, comentaba Unzurrunzaga, quien además aprovechaba para recordar que “somos muchos los discapacitados que disfrutamos con la caza a nivel nacional”. Esta reivindicación de la inclusión de los discapacitados en los campeonatos de caza tiene todos los ingredientes para convertirse en un movimiento a nivel nacional. Un movimiento de inclusión y de normalización de las situaciones de discapacidad, que todavía constituyen un tabú para la sociedad en muchas ocasiones. 

 

Uno de los participantes

 

“Hay que recordar que ser discapacitado no tiene porque ser diferente”, clamaba uno de los cazadores que participaban en la competición, Iosu Egaña, “pero al final se trata de tener todos las mismas oportunidades”. Los testimonios de los participantes son la gran prueba de que se trata de un grandísimo acierto de las federaciones, que con este gesto le han dado la oportunidad de volver a competir por ejemplo en tiro al plato, a cazadores que compitieron en su día y tras un accidente y la pérdida de un brazo, tuvieron que dejar de competir. Pero nunca dejaron de cazar. 

 

“Era cazador antes de tener el accidente y perder la pierna y cuando me recuperé, sí o sí tenía que volver a cazar. Este ha sido el primer año y tengo metido entre ceja y ceja que tiene que haber una disciplina para discapacitados, igual que hay de junior, senior o mujeres”, comentaba Iosu. Desde luego que se trata de una lección de vida y de superación. Un ejemplo de que siempre se puede recuperar la normalidad a pesar de las adversidades de la vida, de que la fuerza interior es capaz de suplir la falta de un miembro y de que si se quiere, siempre se puede. Enhorabuena a todos los participantes y a los organizadores, esperemos que sea el primero de muchos.

 

(Imágenes: fotogramas extraídos de un vídeo de Caza y Pesca TV)