Pasar al contenido principal
Presenta en el Parlamento Andaluz una reforma sobre la Ley de Bienestar Animal

Podemos se rinde ante los animalistas y traiciona a los cazadores

Con el apoyo de colectivos animalistas y anticaza, Podemos ha propuesto en el Parlamento andaluz reformar la Ley de Bienestar y Protección Animal de esta comunidad.

Una iniciativa que, según la
Federación nacional, supone una traición a los cazadores y al sector cinegético
en general. Y es que como ya informamos en esta web, la formación morada
expresó formalmente su apoyo a la caza social y sostenible.

A la indignación mostrada por la
RFEC, se ha sumado también la Federación Andaluza. Ambas entidades consideran
que esta postura "choca de frente" con el compromiso que los representantes de
Unidos Podemos trasladaron a Ángel López Maraver en la reunión mantenida a
finales de febrero.

Reunión mantenida en febrero entre Unidos Podemos y la RFEC.

Tras aquel encuentro, se generó un
conflicto entre el partido de Pablo Iglesias y PACMA donde la RFEC mostró su
apoyo a Podemos. Es por ello que los dos órganos no entienden esta proposición
de ley presentada en la cámara andaluza.

Se trata, además, de un texto que
Podemos Andalucía ha denominado en sus Redes Sociales como "animalista", el cual
ha sido literalmente redactado por este colectivo.

Propuesta de Podemos sobre la Ley de Bienestar Animal.

Esta reforma se une a la reciente
propuesta de Unidos Podemos de incluir el maltrato animal como delito penal.
Ambas iniciativas, tal y como hemos señalado en reiteradas ocasiones, atentan
directamente contra el sector cinegético, que nunca ha sido tenido en cuenta.

A juicio de la Federación, esto
agrava aún más la situación, ya que los representantes del partido morado
también se comprometieron "más directo y fluido" con nuestro colectivo, algo
que claramente no se ha cumplido en este caso.

Algunas medidas

La proposición recién presentada ante
las Cortes andaluzas incluye medidas entre las que destacan la prohibición de las competiciones de tiro al
pichón o la instalación de vallados, prioriza el control poblacional sin muerte
en especies silvestres, aumenta las exigencias para el transporte y alojamiento
de perros, y pide que las prácticas cinegéticas no autorizadas sean sancionadas
como infracciones por la Ley de Protección Animal y no por la de Caza.

"Podemos ha vuelto a claudicar
ante el sector animalista, traicionado al colectivo cinegético andaluz, al que
no ha consultado ni informado, con esta reforma que, de aprobarse, afectaría
claramente a la caza", ha sentenciado firmemente la RFEC a través de un comunicado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.