Pasar al contenido principal
SALTAN TODAS LAS ALARMAS

La plaga de topillos invade Castilla y León y ya hay 50 enfermos por tularemia

Ya van 1.610.000 hectáreas en las provincias de Palencia, Burgos, Valladolid y Zamora, que han sucumbido al avance de los topillos, una plaga que ya ha dejado además 30 millones de euros en pérdidas.
Los cuerpos de los topillos se apilan por toneladas en canales, cuentas, arroyos y ríos. / Fotografía: Agroinformación Los cuerpos de los topillos se apilan por toneladas en canales, cuentas, arroyos y ríos. / Fotografía: Agroinformación

Los topillos vuelven a invadir los campos de ‘Castilla la Vieja’, causando una auténtica catástrofe tanto monetaria, agrícola, medioambiental y de salud pública. La plaga que se expande sin control, ya ha colonizado las tierras del 20% de la comunidad autónoma de Castilla y León, cubriendo un total de más de 1.610.000 hectáreas repartidas entre las provincias de Palencia, Burgos, Valladolid y Zamora. Donaciano Dujo, presidente de Asaja en Castilla y León, ha denunciado la situación y la “incompetencia de las administraciones en la gestión de la plaga”, que lleva ya en torno a los 30 millones de euros en pérdidas por daños en campos agrícolas de los que 18 corresponden a la provincia de Palencia, “la más afectada hasta ahora”. 

 

La plaga que trae la enfermedad

 

“Además hay cincuenta personas, confirmadas o en estudio, afectadas de tularemia en la provincia de Palencia”, anunciaba Dujo durante una rueda de prensa que ha concedido acompañado por el presidente de Asaja Palencia, Honorato Meneses. El objetivo de este acto era principalmente informar de la situación que se vive en los campos de Castilla, alertar de los riesgos sanitarios que conlleva y poner de manifiesto los daños que está causando la plaga de topillos. 

 

El origen de la plaga fueron las zonas ZEPA de la Nava y Frómista, en la provincia de Palencia, exactamente igual que en el verano de 2007. A partir de ahí, usando los canales de riego, arroyos, cunetas, caminos los topillos han ido expandiéndose y colonizando cada día más territorio, lo que según Dujo significa que “nace en terrenos de las administraciones pública”. Independientemente de cuál sea el canal de difusión de la plaga, lo que ya es una realidd es que “hay plaga de topillos en el centro y norte de Castilla y León”. 

 

La inacción de las administraciones

 

Desde la Asociación que lidera Dujo llevan avisando desde diciembre 2018 del peligro y la amenaza que se estaba cuajando en los campos de Palencia, por la cada vez mayor presencia de topillos. La administración calificó la posición de Asaja entonces como “alarmista”, negando en todo momento la existencia del problema. “Intentar limpiarlo ahora es una labor prácticamente imposible”, aseguraba Dujo al hablar de las medidas que estaba tomando la administración recientemente para frenar la invasión, medidas que para Asaja son “totalmente insuficientes” ya que la superficie afectada tiene más de 100.000 kilómetros de cunetas, arroyos, ríos y caminos.

 

“Nos negamos a convivir con la plaga” alegaba Dujo, “la única solución que parece efectiva es la limpieza de todos los reservorios gestionados por las administraciones”, a quienes ha espetado por su “total dejadez” y culpaba de haber dejado la región “sucia, llena de plagas y malas hierbas, llena de desidia”.