Pasar al contenido principal
ANIMALES EN NÚCLEOS URBANOS

'Persecución' policial a un corcino dentro de una urbanización en Valladolid

Los vecinos de una urbanización en Valladolid dieron aviso a la Policía, cuando avistaron la cría de corzo que presentaba algunas heridas, deambulando perdido por la urbanización y acabó refugiándose en el porche de una casa.
El corcino acabó desencadenando una persecución policial y los agentes aseguraron que "corría como una gacela". El corcino acabó desencadenando una persecución policial y los agentes aseguraron que "corría como una gacela".

El pasado domingo a primera hora de la mañana, la Policía Municipal de Valladolid recibió varios avisos de unos vecinos, que llevaban un rato viendo un animal perdido deambulando por una urbanización. Se trataba de un corcino, que con algunas heridas, caminaba perdido entre las casas y acabó refugiándose en el porche de una, tras una larga persecución policial. 

 

El animal era una cría de corzo nacido esta primavera, que vagaba perdido por la Urbanización Santa Ana, al sur de Valladolid. No se sabe como llegó hasta allí el animal, que presentaba algunas heridas, pero lo que si supieron es que a pesar de su corta edad y de su frágil estado de salud, no es tan fácil ‘echarle el guante’ a un corcino a la carrera. 

 

“Ha costado cogerlo. Corría como una gacela”, confesaban desde la Policía Municipal. Tuvo que ser necesaria la colaboración de dos agentes y con la ayuda del guardia de Montes de la Policía de Valladolid, y a costa de carrera detrás de carrera armados con una red y un lazo. En total más de media hora de persecución, desde las 9:30 hasta las 10:15 de la mañana.

 

“Se ha metido en un porche de un chalé de la calle Amsterdam y él mismo se ha acorralado”, anunciaban fuentes policiales. Acabaron consiguiendo capturar el animal, que exhausto y asustado se refugió en el porche de una de las casas de la urbanización próxima al Camino Viejo de Simancas. El corcino ya ha sido atendido de las heridas que presentaba y trasladado al Centro de Recuperación de Animales de la provincia. 

 

La Policía comentaba además que “se están dejando ver varios animales por la zona de El Pinar que se despistan y bajan a la ciudad”, aunque evidentemente la aparición de un corcino perdido en una urbanización sea algo bastante extraño. Probablemente algo tenían que ver las heridas con el despiste del animal y su aparición en aquella urbanización, ya que quizá estuvo a punto de convertirse en la cena de algún depredador. 

 

Se mira pero no se toca

 

Los corcinos son una de las crías de ungulados más fáciles de ver, ya que suelen encontrarse aplastadas en cualquier siembra o pradera, pues su estrategia es fundirse con el suelo y no moverse para intentar pasar desapercibidas. Son animales de una belleza extraordinaria, que llaman la atención de todos los que lo ven, pero hay que recordar siempre que bajo ningún concepto debemos tocarlos. 

 

Muchas personas cuando encuentran un corcino solo y aplastado, piensan que su madre lo ha abandonado, peor no es así. Las madres están siempre en un perímetro cercano vigilando y los corcinos permanecen tumbados mientras ellas se alimentan. Si se tocan, la madre los despreciará por el olor a humano y morirán de hambre.