Pasar al contenido principal
Por el momento no habrá Gobierno

Pedro Sánchez dice 'no' a un Gobierno animalista con Podemos

El Gobierno de Pedro Sánchez ha rechazado el último documento propuesto por Unidas Podemos donde el partido morado incluía algunas medidas de marcado carácter animalista.
Pedro Sánchez y Podemos Pablo Iglesias, junto a su política animalista, vuelve a llevar la negativa de Pedro Sánchez.

Tras este ‘no’ rotundo, la formación liderada por Pablo Iglesias se la vuelve a pegar en su intento por formar parte del nuevo Ejecutivo. Como viene ocurriendo desde las últimas Elecciones Generales, PSOE y Podemos han mantenido varias reuniones con el objetivo de formar Gobierno, sin que ninguna de ellas haya fructificado.

 

Bajo el título “Propuestas para retomar el diálogo. Por un acuerdo integran de Gobierno de coalición”, el partido morado trataba de convencer a los socialistas de que la suya era la mejor opción, y facilitar así la investidura de Pedro Sánchez. De momento, habrá que esperar nuevos y, quién sabe, quizás otros comicios.

 

En este documento Unidas Podemos desarrollaba una serie de propuestas a lo largo de 119 páginas. El ya conocido carácter anticaza del partido volvía a quedar patente. Hace algunas semanas, en una anterior reunión, Iglesias exigía a Sánchez una especie de Ministerio de Derechos de los Animales

 

Contra la caza y los cazadores

 

Tras retomar los contactos, otra vez han aparecido términos y propuestas con un claro objetivo: perjudicar a los cazadores.

 

Así, el informe de Podemos detalla que sus “convicciones éticas exigen una relación respetuosa hacia aquellos seres vivos que, como indica la comunidad científica, son capaces de sentir emociones”. Tras este alegato, proponen la creación de una Ley de Bienestar Animal.

 

Uno de los puntos incluye “la tipificación del delito de maltrato de animales salvajes y una elevación de penas al abandono de animales”. En un ataque directo a la caza, abogan por otros métodos “más éticos” para el control de las especies silvestres. Asimismo, con la humanización como telón de fonda, quieren el “reconocimiento civil de los animales como seres que sienten”.

 

Pedro Sánchez y Podemos

Pero entre las propuestas de Unidas Podemos, también se lanzan órdagos a otras actividades. Por ejemplo, exigen la “eliminación de las ayudas y subvenciones relacionadas con la tauromaquia y prohibición de los espectáculos que impliquen maltrato animal”.

 

Otros planteamientos son la posibilidad de incluir a los animales “en medios de transporte, centros públicos, albergues e instituciones de protección, como las destinadas a víctimas de las violencias machistas”.

 

Por último, proponen la creación de un Consejo para la Seguridad Ambiental con el objetivo de “anticipar y prevenir al máximo los riesgos asociados al cambio climático, la contaminación y la pérdida de biodiversidad”. En esta mesa, citan la participación de colectivos ecologistas, forestales, agrícolas, piscícolas o gubernamentales. No obstante, ni una sola referencia a los cazadores que somo, de largo, el sector que más se implica con su tiempo y dinero en la conservación del medio ambiente. Poco más que decir sobre las intenciones de la formación morada.  

Pedro Sánchez y Podemos

Podemos no disimula

 

Como bien saben los asiduos a este medio, en Podemos ya ni se molestan ni en disimular su clarísima ideología anticaza. Desde su seno, no han dejado de aparecer declaraciones y propuestas, mayoritariamente dirigidas contra nuestro colectivo.

 

Su propio líder, Pablo Iglesias, ha manifestado en repetidas ocasiones su rechazo y animadversión a la actividad cinegética. O en Andalucía, sin ir más lejos, en su programa electoral incluían sin tapujos el fin de la caza con perros. Esto no pudo materializarse, ya que se pegaron un batacazo en las Elecciones Autonómicas. 

 

También, a instancias de los animalistas, pidieron que se regulase la caza mayor con más intensidad o, en su defecto, se prohibiera. Nuevamente, se llevaron un varapalo cuando el propio Gobierno les contestó que dicha decisión “no era de su competencia”.