Pasar al contenido principal
Plantea darle una vicepresidencia

Pedro Sánchez dará más poder a la ministra anticaza Teresa Ribera

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ya está pensando en la forma que tomará su nuevo Ejecutivo. Una de las cosas que tiene clara, es que la anticaza Teresa Ribera albergará más poder.
Teresa Ribera vicepresidenta La anticaza Teresa Ribera se postula como posible vicepresidenta del Gobierno.

Así se desentraña de las filtraciones que se han producido a los medios en los últimos días. Sánchez pretender darle un peso especial a la “transición ecológica”, barajando incluso crear una nueva vicepresidencia en la que colocar a Teresa Ribera, una clara declaración de intenciones.

 

Este es un viejo compromiso del líder socialista que ya le prometiera a los ecologistas en 2015, el de plantear una “vicepresidencia de sostenibilidad” para contentarles. Del último año de gobierno socialista se puede dirimir que Sánchez cuenta con Teresa Ribera como una de sus puntas de lanza. Tal y como no se ha encargado en ocultar, las políticas ecologistas formarán parte del “primer eje” del próximo Ejectutivo nacional.

 

Y esto no resulta muy halagüeño para los cazadores, sobre todo teniendo en cuenta la transversalidad del MITECO, conservando aún algunas de las competencias del extinto Ministerio de Medio Ambiente.

 

También Luis Planas, titular de Agricultura, y José Guirao, ministro de Cultura, pueden abordar temas relacionados con la caza. En el caso concreto de este último, en este medio ya informamos cuando sucedió en el cargo a Màxim Huerta, de sus declaraciones anticaza, así como de su marcado carácter animalista.

 

Ribera afirmó que prohibiría la caza

 

Sobre Teresa Ribera, nada que no conozcamos. Desde siempre, ha sido famosa su cercanía a la presidenta del PSOE, Cristina Narbona. Y por si había algún tipo de dudas, el pasado mes de diciembre, Ribera afirmaba sin tapujos que era partidaria de prohibir la caza.

 

Teresa Ribera vicepresidenta

 

Fue durante una entrevista en el programa La Brújula de Onda Cero. El periodista Juan Ramón Lucas preguntó a la titular de Transición Ecológica sobre su postura y la de su partido respecto a las actividades cinegética y taurina. "Me gustan los animales vivos y no soy muy partidaria ni de los toros ni de la caza", respondió Ribera.

 

Pero la ministra prosiguió. "Desde el punto de vista personal tengo clara cuál es mi opción, y mi opción es disfrutar de los animales vivos y siempre me ha resultado muy llamativo que haya gente que disfrute de ver morir o ver sufrir animales. La verdad es que no lo entiendo", acabó apostillando.

 

Ante cualquier tipo de duda, Lucas incidió y le preguntó a Ribera si a nivel personal  prohibiría la caza y los toros. La respuesta de la ministra no dio lugar a confusión: "Efectivamente sí", aseveró.

 

Teresa Ribera, una anticaza convencida

 

Volviendo al posible nuevo cargo de Teresa Ribera, otras afirmaciones confirman que tendrá un lugar aún más preponderante en el nuevo Gobierno de Sánchez. Según se filtra desde el Ministerio de Transición Ecológica, son “conscientes que las organizaciones ecologistas desean que haya vicepresidencia”. Y parece que desde el PSOE están dispuestos a ceder ante tales exigencias.

 

Hace justo un año, la ministra se reunió con Silvia Barquero para conocer los términos de su famosa Ley Cero, la cual acogió de buena forma. Así lo confirmó la propia presidenta de Pacma.

 

Teresa Ribera vicepresidenta

 

La última de las polémicas protagonizadas por Ribera se produjo hace solo unos días. Tras una Orden Ministerial, la titular de Medio Ambiente modificó el Real Decreto que desarrolla el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

 

Aquí, la ministra otorgaba una protección total a las poblaciones de lobo ibérico al sur del río Duero. Una medida que pone en jaque total a los ganaderos. Esta polémica decisión llega en el peor momento, justo cuando los ataques del cánido se producen con más asiduidad que nunca y, las manadas, están experimentando un crecimiento desmesurado.

 

Sánchez y los ecologistas

 

En lo que al propio Pedro Sánchez respecto, las dudas tampoco son muchas. En su año como presidente del Gobierno y el anterior período como líder de la oposición, ni un solo guiño a los cazadores. En cambio, no ha tenido problema para acercarse a los ecologistas y ceder ante ellos.

 

Teresa Ribera vicepresidenta

 

Hace unos meses, Sánchez se reunía con los mandatarios de Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF para arrimar posturas. Se trata de las mismas organizaciones que un tiempo antes habían pedido freír a impuestos a los cazadores.