Pasar al contenido principal
Acercamiento con Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF

Cumbre entre Pedro Sánchez y los ecologistas que quieren 'freír' a impuestos a los cazadores

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha acercado de nuevo posturas con los grupos ecologistas del país en una reunión mantenida con Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF.
Pedro_Sanchez_Ecologistas_G Pedro Sánchez ayer, en el Palacio de la Moncloa, junto a los representantes ecologistas.

Se trata de los mismos grupos que hace solo unos meses pidieron a Sánchez nuevos impuestos para los cazadores. En aquel documento, presentado a finales de enero, los ecologistas expusieron 30 nuevas medidas de fiscalidad ambiental que, a su juicio, “contribuirán a la transición ecológica”.

 

Como bien era de esperar, entre las actividades que los ecologistas quieren gravar se encuentra la caza.

 

Según argumentaron, el objetivo de este impuesto de carácter autonómico o estatal, sería “gravar los aprovechamientos cinegéticos de los  terrenos, de modo adicional a los tributos que actualmente aplican determinadas comunidades autónomas, ya que la actividad cinegética, especialmente la de carácter intensivo, genera impactos ambientales en términos de equilibrio ecosistémico y biodiversidad y limita la posibilidad de disfrute de los espacios afectados a otros usuarios”.

 

En lo que respecta a la última reunión mantenida, los ecologistas se muestran satisfechos con el “cambio de rumbo” que el Gobierno ha llevado a cabo en la política medioambiental. No obstante, creen que en algunos aspectos los cambios son insuficientes.

 

Pedro Sánchez ecologistas.

 

Han sido varios los temas tratados, como por ejemplo el  descarbonización, el impulso a las renovables, la movilidad sostenible, el desarrollo rural, la biodiversidad o la salud.

 

Los representantes de las asociaciones ecologistas han pedido que, sobre el mundo rural "no se simplifique el debate con si queremos o no caza o toros, porque el problema es mucho más complejo". De esta forma, demuestran su desconocimiento, pues estas dos actividades son fundamentales para el sostén de los pueblos. El medio rural, a día de hoy, no se entiende sin ellas.

 

¿Qué piden los ecologistas contra la caza?

 

Como hemos señalado, los ecologistas pidieron un nuevo impuesto sobre la caza en el mes de enero. A su juicio, el colectivo cinegético “se beneficia de un medio ambiente en buen estado y por tanto es justo que contribuya a la financiación de las políticas en este ámbito”. Olvidan, o quieren olvidar, que son los propios cazadores quienes contribuyen con sus tasas, impuestos y donaciones desinteresadas al cuidado del entorno.

 

Para llevar a cabo la recaudación, estas organizaciones proponen una variación de las cuotas  según la tipología  de  aprovechamiento, es decir, según sea caza mayor o menor, y caza  intensiva o extensiva.

 

Estiman incluso la cantidad total que podría recaudarse con este impuesto. Señalan que si según el Gobierno, en 2012, había un total de 40.030.978 hectáreas acotadas, aplicando una tasa de 2 euros por hectárea, se podría obtener una recaudación anual en toda España de unos 80 millones de euros. Además, añaden que “esta cantidad sería muy superior si se  ajustan los incrementos a las fincas valladas y a los cotos intensivos”.

 

Proponen también que la recaudación sirva para establecer “espacios libres de caza”. A su juicio, estos lugares serían zonas “donde la caza esté expresamente prohibida, extendiendo las zonas que en la actualidad en España está libres de caza, como son parques nacionales, en los vedados de caza, zonas de seguridad y en los refugios de fauna declarados al amparo de la ley de caza”.

 

Otros acercamientos entre Gobierno y ecologistas

 

Este nuevo guiño del Gobierno de Pedro Sánchez al colectivo anticaza no es nuevo. El pasado mes de julio, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera se reunió con estas mismas asociaciones antes que con los cazadores, a pesar de las peticiones del sector. Incluso dio plantón a la RFEC después de sus bochornosas declaraciones anticaza.

 

Teresa Ribera ecologistas.

 

En septiemre, Luis Planas, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, acercó posturas con los ecologistas para abordar, entre otros temas, la caza. Concretamente, se habló sobre la Estrategia Nacional de Gestión Cinegética.