Pasar al contenido principal

Monterión de 173 jabalíes en Herdade dos Arrochais

Magnífico plantel de guarros el logrado en Herdade dos Arrochais.
  • Organización: Monterías y Ganchos Entre Amigos
  • Finca: Herdade dos Arrochais (cerrada)
  • Fecha: 12/2/2020
  • Localidad: Portugal
  • Rehalas: 10
  • Reses abatidas: 21 venados (varios homologables) y 173 jabalíes (37 navajeros, varios homologables)

Soñaba con montear algún día Arrochais, hasta que el 12 de febrero de 2020 los monteros pudieron disfrutar de la caza en esta finca portuguesa. La noche anterior se palpaba en el ambiente que sería una gran jornada venatoria. Al día siguiente, la propiedad nos abrió las puertas de la bodega de la finca para el desayuno y sorteo, citando temprano a todos los monteros porque había mucha tarea por delante.

Uno de los 37 navajeros cazados.

Tras las indicaciones del capitán de montería, el mayor de los Entreamigos, tanto a secretarios como a cazadores, comenzó un día inolvidable para muchos. Muy pronto empezaron a salir dos armadas de cierre, y después las dos de traviesa. Sin terminar de colocar las posturas, algún puesto ya abrió fuego y había que terminar de colocar a los monteros lo antes posible. ¡Era una locura!

Con un precioso venado, aún en el monte.

En algunos momentos, aquello, más que una montería, parecía una suelta de faisanes. ¡Qué tiroteo! Las rehalas, que iban a ser dirigidas por el menor de los Entreamigos, esperaban impacientes en el portón de entrada. No eran las 10:30 horas y se dispuso soltar las rehalas, que cazarían desde el medio hasta las afueras para cruzarse más tarde.

Otra bonita 'boca' cobrada con Monterías y Ganchos Entre Amigos.

Muy pronto se escucharon las voces de los secretarios por la emisora anunciando los lances que iban teniendo sus puestos, y en algunas ocasiones las expresiones “¡pedazo de guarro!” o "¡vaya venado hay aquí!". Todo apuntaba que iba a ser un día épico.

Montero satisfecho con el gran venado abatido en tierras portuguesas.

En el monte no cesó el tiroteo hasta entradas las dos de la tarde. Ya era hora de recoger los bártulos y disfrutar de un buen almuerzo y del plantel de reses. Comenzaron a llegar los primeros monteros y sus caras de felicidad lo decían todo. La puerta de la Bodega de Arrochais era todo júbilo.

Detalle del trofeo de un buen jabalí.

Al final, un gran plantel con 21 venados, diecinueve de ellos de cuernas aparatosas, algunas ciervas de gestión y, lo más impresionante, ¡173 jabalíes!, de los cuales había 37 navajeros de los que cualquier montero sueña cazar. En definitiva, un día para el recuerdo de propiedad, organización, secretarios, puestos y acompañantes.