Pasar al contenido principal

Una montería redonda de jabalíes, venados y muflones

Espectacular cochino cobrado en la montería de El Rincón de Azagala.
Body:
  • Organización: Cinegética Hispana & Monteros de Sopetrán
  • Finca: Rincón de Azagala (cerrada)
  • Mancha: La Sierra
  • Fecha: 17/11/2018
  • Localidad: Alburquerque (Cáceres)
  • Puestos: 51
  • Rehalas: 18
  • Hectáreas monteadas: 500
  • Reses abatidas: 22 venados, 26 jabalíes (5 Navajeros) y 14 muflones

 

A las 8:30 horas, como de costumbre, nos dábamos cita en el restaurante Los Alisos. Con la fecha marcada en rojo nos juntábamos las 51 posturas que cerraríamos la mancha La Sierra de la emblemática finca El Rincón de Azagala.

 

Bonito venado de la montería.

 

Esta finca es muy querida para Cinegética Hispana porque son muchos años trabajándola, cuidándola, cazándola, y siempre con muy buenos resultados. En esta ocasión la dábamos en colaboración con Monteros de Sopetrán.

 

A las 9:00 horas empezamos con el sorteo, y con rapidez y orden fueron saliendo las armadas, consiguiendo que antes de las once estuviesen todos los puestos colocados.

 

Muflón y jabalí cobrados en la mancha La Sierra, de la finca El Rincón de Azagala.

 

Antes de entrar perros y perreros al monte, con el trasiego de las armadas por la mancha, se empezaron a escuchar las primeras detonaciones. Y cuando se produjo la suelta de las 18 rehalas que batirían la mancha en tres sueltas distintas a las 11:30 horas, las detonaciones, junto con las ladras, no pararon hasta las 15:15 horas, cuando los postores levantaron las armadas para llevarlas a la comida.

 

El tiempo nos respetó bastante, no obstante, el aire les jugó una mala pasada a las posturas situadas en la parte de la sierra donde predominan los eucaliptos, impidiéndoles escuchar bien el monte y costándoles mucho trabajo ganarle la acción a la caza. A pesar de ello, los lances no dejaban de sucederse, con sus consiguientes fallos y aciertos.

 

Otro buen guarro cazado con Cinegética Hispana y Monteros de Sopetrán.

 

Los cochinos dieron muchísimo juego, manteniendo a los monteros toda la mañana en tensión. Los venados, al tener cupo de un ejemplar, hicieron dudar mucho a los cazadores, a algunos quizás demasiado, mientras que los muflones alegraron la mañana a otros tantos monteros.

 

En definitiva, todos juntos nos ofrecieron una montería para enmarcar, ofreciéndonos un plantel final de 22 venados, 26 guarros (5 bocas) y 14 muflones. Hay que agradecer el gran trabajo que hicieron las rehalas, para poder llevar las reses a las posturas en una mancha tan dura, así como la enorme labor realizada por un grupo de postores inmejorable.

 

Muflón y jabalí abatidos en una postura.

 

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.