Pasar al contenido principal

Jabalíes y venados alegraron la montería de Los Trincones

El mejor jabalí de la montería de Los Trincones.
  • Organización: Cinegética Suroeste y Cinegética Morales
  • Finca: Los Trincones (abierta)
  • Mancha: Los Trincones
  • Hectáreas monteadas: 700
  • Fecha: 6/10/2019
  • Localidad: Alcántara (Cáceres)
  • Puestos: 54
  • Rehalas: 9
  • Reses abatidas: 15 ciervos, 10 jabalíes (2 navajeros) y hembras de gestión

El 6 de octubre nos reunimos en Alcántara para cazar la finca Los Trincones, dando así el pistoletazo de salida a la temporada montera 2019-20 para Cinegética Morales y Cinegética Suroeste. Finca de 700 hectáreas compuesta de llanas y riberos, donde abundan retamas, escobas y pedrizas. Cazamos con 54 puestos y nueve rehalas.

Bonito venado de la montería celebrada en tierras cacereñas.

Ramón y Martín nos reunieron en la Hospedería Conventual de Alcántara a las ocho de la mañana para dar cuenta de un buen desayuno. Las previsiones del tiempo no eran las mejores, ya que se esperaban temperaturas muy altas, factor importante porque el trabajo de los perros podría verse condicionado. Tras las migas, el sorteo no se hizo esperar, ya que queríamos agilizar la montería lo máximo posible. Sorteo limpio y rápido con los 54 puestos sobre la mesa. Después del mismo, las armadas fueron saliendo, mientras los perros soltaron a las 10:30 horas. Fue un tiroteo constante y una montería muy entretenida en la que se escucharon más de 150 detonaciones.

Lucía, con la cochina que abatió su novio Diego.

Destacamos algunos puestos afortunados: David Guzmán, en el Cierre de la Ermita número 3, se hizo con un bonito venado, al igual que Pablo Cuadrado, que en la Traviesa Chica número 1 consiguió abatir el venado grande de la montería, y Merqui, en el Cierre de la Reforestación número 3, cobró otro venado.

Por su parte, a Jesús González, en el Cierre de Retamosa número 7, le cumplió en el puesto una piara de cuatro cochinos, consiguiendo quedarse con tres de ellos. Diego Manzano, junto a su novia Lucía y en el Cierre de la Reforestación número 2, abatió una enorme cochina, y Jesús Esteban, en el Cierre del Río número 5, dio caza al jabalí de la montería, un buen navajero.

El mejor venado de la montería.

Tras finalizar la montería, los postores sacaban la caza de las armadas; gran trabajo y rápido el de los mismos, pese a la complejidad de la recogida en el ribero. Dura jornada para los rehaleros y sus canes, ya que el calor fue asfixiante y a veces hasta insoportable. El resultado final de la montería fue de diez jabalíes, destacando dos buenos navajeros, quince venados, varios de ellos bonitos, y hembras de gestión.