Pasar al contenido principal
A través de una carta firmada por Silvia Barquero

Pacma amenaza a la excandidata que destapará la corrupción animalista

En los últimos tiempos, se está desarrollando una guerra interna en Pacma que no está dejando muy bien parada a la formación animalista.
Pacma Larumbe Yasmina Larumbe y Silvia Barquero durante el careo que mantuvieron en el programa de Risto Mejide en Cuatro.

El último de los episodios ha tenido lugar hace tan solo unas horas. La exsecretaria general de Pacma y antigua candidata del partido, Yasmina Larumbe he hecho pública en su perfil de Facebook una carta remitida a ella por parte del partido animalista el pasado día 4 de mayo.

 

Según dicta el texto, amenazan a Larumbe si no les entregan una serie de audios en los cuales, habría evidencias de la corrupción interna que existe en Pacma y, en especial, dentro de la Junta Directiva liderada por Silvia Barquero y su marido, Luis Víctor Moreno Barbieri. El contenido de la carta es el siguiente:

 

“Sra. Larumbe.

Habiendo tenido noticias a través de sus declaraciones en un medio de comunicación nacional del Grupo Mediaset de su tenencia de audios que pudieran ser de reuniones asamblearias y de la Junta Directiva del Partido Animalista, de la que usted formó parte, por la presente le requerimos a poner a disposición del Partido en el plazo máximo de 48 horas dicho material, puesto que es PACMA el único tenedor lícito. Asimismo, le conminamos a no hacer uso de él ni a su difusión pública, íntegra o parcialmente, apercibiéndole de las consecuencias civiles y penales que el incumplimiento de ello podría suponerle”.

  Pacma Larumbe

 

Al final, el documento remitido por la Junta Directiva de Pacma lleva plasmada la firma de Silvia Barquero, la presidenta de la formación animalista. En vista de este hecho, Yasmina Larumbe ha señalado que, con estas artimañas, el partido anticaza se ha “equivocado de estrategia” con ella. Y nuevamente, ha vuelto a recordar en su publicación que seguirá adelante para destapar las corruptelas de Pacma. “Las evidencias de lo que es esta gente, en breve”, añade.

 

Igualmente, desde el Facebook de Iniciativa Asamblea Pacma, un perfil que desde tiempo viene azotando a Barquero, se preguntan “¿qué será eso que tanto temen que sea público?”. Y también comentan que el vídeo con las respuestas está “en progreso”.

 

Las supuestas pruebas inculpatorias a las que Pacma se refiere en esta carta fueron desveladas por la propia Larumbe hace unos días en el programa ‘Todo es Mentira’ de Cuatro, presentado por el publicista Risto Mejide.

 

Durante este espacio, la exsecretaria general de Pacma anunció que, junto a varios compañeros, pronto publicarán un vídeo cargado de muestras y evidencias de la corrupción interna de PACMA. Tal y como ha venido haciendo en repetidas ocasiones, Yasmina Larumbe acusa a Silvia Barquero de tener intereses personales muy por encima de los del partido en general, entre los que siempre se ha encontrado poder sentarse en la eurocámara.

 

 

Sin duda, una postura inaudita ya que, al tratarse de la propia presidente del partido, el sitio de Silvia Barquero debería estar en España, presentándose por alguna autonomía. No obstante, esta idea casa perfectamente con lo que defiende Yasmina Larumbe. Seguramente, Barquero es muy consciente de la incapacidad de su partido para sacar representación en el Congreso de los Diputados y, por ello, se está reservando el sillón que más le interesa.

 

Unos días antes, también en el programa conducido por Risto Mejide, hubo un careo entre Yasmina Larumbe y Silvia Barquero. Pero la presidente de Pacma rehuyó cualquier intercambio de opiniones, visiblemente molesta y carente de argumentos para defenderse.

 

Incluso, afirmó que haber dado voz a Larumbe, quedaba en muy mal lugar al programa de Cuatro. Ante este ataque, Mejide no tuvo más remedio que soltarle un soberano ‘zasca’ a Barquero que la dejó tiritando. “Mientras yo esté aquí, los políticos jamás controlareis el contenido de los programas de televisión”, espetó el presentador a la radical de Pacma.