Pasar al contenido principal
Se ha declarado el estado de emergencia

Los osos polares invaden una isla de Rusia

El archipiélago de Novaya Zembla (Rusia), situado en el océano Ártico, ha declarado el estado emergencia a causa de una invasión de más de medio centenar de osos polares.
Osos_polares_rusia_G Un gran grupo de osos polares junto a un vertedero en la isla rusa, buscando comida.

Desde diciembre del pasado año, los grandes plantígrados están frecuentando las zonas pobladas de esta remota y fría zona que cuenta con unos 3.000 habitantes. Y las consecuencias ya se han dejado ver.

 

En el pueblo más grande del archipiélago, Beluchia Guba, la presencia de los osos es habitual. Los habitantes de la zona aseguran que los ejemplares tienen un “comportamiento agresivo”. Alexandre Minayev, uno de los responsables gubernamentales de esta isla, cuenta que ya se ha producido ataques a personas y que, además, los osos se meten en las casas y en los edificios públicos.

 

 

De los más de 50 osos polares que se encuentran en el entorno de Novaya Zembla, en torno a una decena permanecen de forma constante en el territorio, merodeando por las calles del pueblo día sí y día también.

 

Como no puede ser de otra manera, la vida de los habitantes se está viendo seriamente afectada por la presencia de los osos. Las autoridades explican que la gente tiene miedo de abandonar sus hogares ante posibles ataques. Asimismo, los padres no permiten que sus hijos vayan a la escuela.

 

 

Se han tomado varias medidas disuasorias para tratar de espantar a los osos. Las autoridades han instalado vallas, señales sonoras y han multiplicado las patrullas de vigilancia. Pero parecen no funcionar, ya que los animales han perdido el miedo a los vehículos y se han acostumbrado a los sonidos molestos.

 

El motivo de esta invasión se debe, según apuntan algunos técnicos, al cambio climático. Al reducirse la cantidad de hielo marino, los osos están cambiando sus hábitos de depredación y acuden a las poblaciones a buscar comida.

 

Oso polar Rusia

Fotografía tomada a un oso polar metiéndose en una casa particular (Instagram).

 

Estos animales como una especie en peligro de extinción, por lo que el Gobierno ruso no ha emitido por el momento ningún tipo de permiso especial para abatirlos.