Pasar al contenido principal
Publicada en el BORM

Orden de Vedas de Murcia 2019-20

Entrada en vigor la nueva Orden de Vedas de Murcia, en la que se incluyen los controles poblacionales del arrui, en el que también se limita el número de piezas de algunas migratorias y los zorros con perro de madriguera.
Orden de Vedas Murcia 2019 Fotografía de archivo de un ejemplar de arruí.

Este jueves 2 de mayo entraba en vigor y se hacía oficial, la nueva Orden General de Vedas para la región de Murcia, tras ser publicada en el BORM (Boletín Oficial de la Región de Murcia). Esta nueva Orden de Vedas incluye como principal novedad, la vuelta a incluir el arrui como especie cinegética, cuya caza ha quedado autorizada en una amplia zona en torno al parque natural de Sierra Espuña.

 

El fin de esta medida es favorecer el control poblacional por parte de los cazadores, ya que la indignación que se ha producido dentro del sector cinegético, por las anteriores medidas tomadas por la Administración con respecto al arruí, parecen haber hecho efecto. Hace tan solo unos meses se aprobó la modificación de la Ley de Especies Invasoras, tras la cual Medio Ambiente ordenó matar 385 ejemplares de arruí en Sierra Espuña, aunque estos permisos no fueron para los cazadores, sino que de ello se encargó la guardería. 

 

Parece que de nuevo las competencias para la ejecución de los planes de control de población, vuelven a caer sobre los cazadores, permitiendo así generar un ingreso que pueda revertirse en la conservación de la especie y el parque. Pero no es esta la única novedad que nos ha traído la nueva Orden de Vedas, estas son algunas de las más reseñables. 

 

Caza “a diente”

 

Por primera vez en los últimos años, en el plan de caza de la región murciana se incluye la autorización para practicar la caza 'a diente' de los conejos, efectuada con perros de raza podenco. Esta modalidad solo estará permitida en los acotados cinegéticos, que la tengan incluida en su Plan de Ordenación Cinegética previamente.

 

Media Veda

 

La media veda se iniciará el 18 de agosto y se prolongará hasta el 8 de septiembre, con la paloma torcaz com principal protagonista, aunque la codorniz común y la tórtola europea solo se podrán abatir el 25 de agosto y el 1, 8 y 15 de septiembre.

 

La temporada general para la caza menor, centrada en la perdiz roja y la liebre, se prolongará del 12 de octubre al 6 de enero.

 

Descaste de conejo

 

Debido a la altísima densidad de población de esta especie, que está ocasionando graves daños en agricultura (cabe destacar que es la actividad principal de toda la región), se ha aprobado el descaste de conejos, que será permitido desde el 9 de junio al 1 de septiembre. 

 

 

Monterías y batidas

 

La temporada hábil para la caza mayor, ha quedado establecida entre el 8 de septiembre y el 16 de febrero.

 

Esperas a jabalí

 

A partir del día 1 de mayo, quedaron permitidas las esperas o aguardos de jabalí, que se extenderán sin interrupción durante todo un año para tratar de reducir sensiblemente la población de esta especie, cuyo número se ha disparado.

 

“Se trata de establecer un marco para seguir avanzando hacia la práctica de una caza ética y un uso sostenible de los recursos cinegéticos, con el fin de mantener un equilibrio armónico entre una actividad de gran tradición y el resto de usos de los espacios naturales y agrícolas”, explicaba Consuelo Rosauro, directora general de Medio Natural acerca de la nueva Orden de Vedas.