Pasar al contenido principal
En un coto de Cedillo del Condado

VÍDEO VIRAL: varios cazadores persiguen un coche de furtivos en Toledo

Un total de seis vehículos de cazadores persiguen otro coche conducido por ladrones de galgos. Ha ocurrido en Cedillo del Condado (Toledo), donde los miembros del coto están hartos de los furtivos.
Persecución cazadores furtivos Hasta seis coches de cazadores tratan de alcanzar el vehículo de los furtivos.

El suceso ha tenido lugar este mismo domingo 13 de octubre en el coto de Cedillo del Condado, en Toledo. Desde entonces, las imágenes se han hecho virales y están corriendo como la pólvora por los móviles y los diferentes perfiles de redes sociales.

Según las fuentes, el problema viene siendo recurrente en la zona. Los miembros del coto y la guardería se han visto obligados a formar patrullas para frenar el furtivismo y el robo de galgos que están sufriendo en sus cazaderos. Como si de una película se tratase, en este último episodio delictivo ha tenido lugar una persecución.

El fin de semana, cinco hombres estaban furtiveando con varios galgos robados. Tras ser pillados con las manos en la masa, empezó la persecución mientras uno de los lugareños lo grababa en móvil. Hasta seis vehículos iban detrás de un Mercedes de color negro que tenía las matrículas tapadas. En su interior, cinco furtivos encapuchados.

El primer coche que comienza la persecución es de los guardas. Poco después, se suman varios miembros de la sociedad cinegética local. Como señalamos, seis coches en total siguen los pasos de los delincuentes a lo largo del cazadero y los caminos.

A tenor de lo que relata el autor del vídeo, la situación es bastante recurrente en este coto. Sus palabras denotan el hartazgo de los cazadores, agricultores y demás pobladores de este municipio toledano. 

El hombre comenta que furtivear “se ha acabado aquí ya”, mientras desea  que los delincuentes sean pillados. Añade también que la Policía Municipal está avisada y en breve se unirá al operativo.

“Se dirige a Illescas”, comenta el videoaficionado, mientras los furtivos parecen alejarse por el camino del fondo con los otros seis coches siguiendo su estela. El vídeo termina con el vehículo furtivo huyendo. Desconocemos el desenlace de la persecución, aunque todo hace indicar que los delincuentes acabaron escapando.  

Sobre este método de furtiveo, cabe destacar lo complicado que resulta frenar a los autores del delito. Y es que mientras los galgos robados llevan a cabo la acción en el cazadero, los furtivos se mueven desde los coches para no perder ni un segundo en la huida.